OPINIÓN

Polémica en la Policía de Culiacán: Les retienen el pago

Escrito en OPINIÓN el

Imparable ha estado la agenda del gobernador electo de Sinaloa, Rubén Rocha Moya, quien ha tenido diversos encuentros en la Ciudad de México a lo largo de esta semana: se reunió con la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier; y después con la de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez. 

Y ni qué decir del encuentro del miércoles entre el presidente Andrés Manuel López Obrador y los 16 gobernadores electos y en funciones que pertenecen a Morena. Pero quizá la reunión más particular que ha tenido Rocha en estos días fue con la jefa de gobierno de la capital del país, Claudia Sheinbaum. 

Claro, el motivo por el que llama más la atención es que justo Sheinbaum ha estado en medio de los reflectores nacionales en los últimos días por haber sido destapada por el propio presidente López Obrador como una de sus posibles sucesoras... y hay quienes dicen que ella es la gran favorita rumbo al 2024. Con ella justamente se reunió Rocha Moya, ¿será que el destape hiper-adelantado habrá sido uno de los temas que conversaron? 

Tampoco hay nada que detenga el alza de los contagios de COVID-19 en Sinaloa, y este jueves se alcanzó un nuevo récord de 671 nuevos casos en tan solo un día. Ni en la primera ni en la segunda ola se había visto algo así. 

Tan solo Culiacán roza ya los 2 mil casos activos. Y es entonces que uno se pregunta cómo es que los gobernantes están pensando ya en abrir las escuelas en cuestión de 45 días. La respuesta está en que según ellos, esto es apenas un “pequeño rebrote”, como dijo AMLO en su mañanera de ayer. 

Los números ahí están y no mienten. Esta tercera ola de pequeña no tiene nada. Y el argumento de que el coronavirus no le pega a los niños, tampoco es creíble, pues ahí tenemos los casos de contagio en una guardería de Guamúchil. Muy complejo se ve el panorama, pero eso sí, por más que el Presidente diga a los 4 vientos que se va a regresar a las aulas, a final de cuentas será el COVID el que tenga la última palabra. ¿O no?  

Hay un gran malestar entre los policías municipales y tránsitos de Culiacán debido a que, acusan, desde el área de Recursos Humanos del Ayuntamiento les llegó un documento que los quieren obligar a firmar, y mediante el cual renunciarían al pago que tienen pendiente de distintas prestaciones. Denunciaron que si no lo firman, los amenazaron de no pagarles su quincena. 

“A la fecha no se me adeuda cantidad alguna de salarios devengados, tiempo extraordinario, vacaciones, prima vacacional, aguinaldo, bonos y demás prestaciones”, se lee textualmente en el documento que circuló ampliamente en las redes sociales. 

Esta situación se da apenas unos días después de la llegada de Mauricio García Rodríguez como nuevo titular de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal y vaya polémica que le está causando pues se espera que este viernes haya una manifestación a las afueras de la dependencia. Veremos en qué termina pero por lo pronto en la SSPyTM y en el Ayuntamiento no han querido decir ni “pío” sobre este asunto... 

Al “Químico” Benítez y a la Jumapam no les tembló la mano a la hora de cortarle el servicio de agua potable nada más y nada menos que a una planta de Grupo Modelo por un adeudo de –solamente- 100 millones de pesos. Cosa de nada. 

El alcalde mazatleco explicó que es un tema que se está abordando en el pleno del Consejo de Jumapam porque si la cervecería debe esa enorme cantidad deberá de liquidarla, ya que aquí “todos son iguales”, es decir, “al que no paga se le corta el agua”. 

Vaya grupo empresarial el que se están echando encima en el Ayuntamiento de Mazatlán, aunque bien podrían llegar a un acuerdo de pago. Eso sí, de inmediato en redes sociales los usuarios empezaron a cuestionar cómo es que se permitió que la planta fuera acumulando una deuda tan grande, siendo que a la gente de a pie le cortan el agua cuando debe 200 pesos... Así se las gastan. O peor… Comentarios: lineadirectaportal@rsn.com.mx