Opinión

Abstencionismo

jueves, 10 de junio de 2021 · 09:42

La mitad de los ciudadanos sinaloenses incluidos en la lista nominal, y por lo tanto con todo el derecho de emitir su voto, decidió el pasado domingo, por cualquier motivo, no hacerlo, de acuerdo a los datos que arroja el Prep y que seguramente variarán poco de las cifras oficiales definitivas.

En la apertura de los centros de votación, ante la buena asistencia de electores que incluso formaban largas filas en espera de emitir su sufragio, se esperaba un duro golpe al abstencionismo.

Este comportamiento se tenía a pesar de que se habían registrado, varias horas antes, situaciones que de alguna manera enrarecían el ambiente electoral, como el levantón de un alto funcionario del Comité Directivo Estatal del PRI en Culiacán.

Para el mediodía en el norte del estado se dieron hechos que hicieron que se desatara gran temor ciudadano, cuando grupos de personas irrumpieron en los lugares donde estaban instaladas casillas, amenazaron a los presentes, causaron destrozos y hasta se llevaron algunas urnas.

Eso ocasionó que incluso con la aprobación de las autoridades electorales se procediera a cerrar anticipadamente varias casillas, al considerarse que no se tenían las condiciones para seguir recibiendo los votos.

Ya después fue el caos en muchos centros de votación, y no pocos fueron abandonados por los funcionarios ante el temor de ser atacados.

Gran cantidad de ciudadanos que contemplaban ir a votar por la tarde, al final ante la información del desorden y los rumores optaron por quedarse en casa.

Seguramente otros no lo fueron a votar por la pandemia, porque aún tienen temor a contagiarse.

¿Qué significa esta participación electoral del 50 porciento en Sinaloa? Representa poco más de 10 puntos porcentuales menos que la que se tuvo en la elección de 2018, y un abstencionismo similar al del proceso de 2016, cuando no se observaron tantos desmanes ni se tenía el problema de la pandemia.

En 2018 la participación en Sinaloa anduvo entre el 60 y 61 porciento, y en 2016 entre el 49 y 50 porciento.

Sinaloa en cuanto a participación ciudadana ahora se ubicará unos dos puntos porcentuales por abajo de la media nacional.

El reto en el futuro es que el ciudadano recupere la confianza para ir a las urnas, que partidos y candidatos incentiven su participación y que los órganos electorales brinden absoluta certeza al elector de que su voto será respetado.

 

Comentarios

Otras Noticias