Opinión

Focos rojos

miércoles, 7 de abril de 2021 · 05:37

El pasado lunes la estrella de los Padres de San Diego, Fernando Tatis, el mismo de los 340 millones de dólares, salió del juego arropado por fuertes dolores en su hombro izquierdo, una lesión que recientemente en pretemporada lo hizo abandonar el juego, pero esta vez, al cierre de este espacio, no estaba claro si habría de requerir cirugía, que hacia allá apunta, lo que lo mantendrá fuera toda la temporada, sin duda que los directivos deben de estar rezando no sé a qué santo para que todo sea pasajero, pero según los reportes médicos, será inevitable tal visita al quirófano.

En días pasados escuchaba una crónica en una de las televisora transnacionales, el tema, entre otros, era la firma a largo plazo de este excelente jugador, pero de momento la manera como el exlanzador de Grandes Ligas Ismael Valdez, en cómo lo decía, hasta su mismo compañero de crónica le decía: es pura envidia, pero creo que finalmente el tema era el grave riesgo que corren no nada más Padres sino Mets, Yanquis, y otros clubes que extienden contratos a largo plazo. El fantasma de las lesiones por supuesto que merodean siempre al atleta, porque eso son los peloteros: atletas, y hoy al menos así están en San Diego, viendo cómo la inversión dividida en esas 14 temporadas por el monto del contrato, pende de un hilo, y una fuerte cantidad al menos de esta temporada, está en grave riesgo.

Sin estar en buena forma bateando, el joven sonorense Luis Fernando Urías, su porcentaje en este momento no llega ni siquiera a la famosa línea. Mendoza no ha sido impedimento para que esté jugando a diario, tan es así, que es cuestión de horas para que el antiguo propietario de las paradas cortas, Orlando Arcia, el dominicano, vaya con todos y sus huesitos a los Bravos de Atlanta, lo que quiere decir que defensivamente Urías está rindiendo conforme lo presupuestado por los espumosos.

Carlos Correa, un casi futuro millonario en Grandes Ligas, al menos para el 2022 vuelve a encender la mecha con el comentario de que el dominicano Juan Soto es mejor ahorita que el consolidado Mike Trout, no dudamos en decir, que en este momento el comentario de Correa no es el acertado. El estupendo jugador de los Angelinos no tiene nada que demostrar, tampoco dudamos que Soto tenga un enorme potencial, pero sí justo ahorita no está por encima de Trout, que puede superar al rubio norteamericano, puede ser, pero esto al tiempo.

Hablando de boricuas, el parador en corto de los Cachorros de Chicago, dice estar enfocado en estos momentos en la temporada y no pensar en una extensión que de momento no le han ofrecido en la organización, pero, también habla de la posibilidad de estar en la agencia libre y tomar como modelo lo logrado por su paisano Francisco Lindor, con los Mets de Nueva York, pero sin duda el accidente de Tatis abrirá de par en par los ojos de quienes pudieran ofrecerle contrato en la agencia libre, calidad la tiene, espectacular lo es, así que no creemos le sea difícil escuchar ofertas por sus servicios.

Ya hay sede para el Juego de Estrellas de Grandes Ligas en este 2021, y es que hubo mucha polémica en Estados Unidos porque la oficina del alto comisionado de un plumazo les quitó a los Bravos de Atlanta la sede. Aquí entre otras cosas, se atravesó la política y el racismo para tomar tal determinación y darle la organización a los Rockies de Colorado, uno de los estadios de mayor aforo en las Grandes Ligas, el paraíso del bateo: el Coors Field.

Los Rangers de Texas acordaron enviar a su segunda base, el venezolano Rougned Odor, a los Yanquis. A este explosivo jugador, se le recuerda en esa trifulca en la segunda base cuando le asestó tremendo derechazo al dominicano José Bautista. Tiene entre sus curiosidades, haber dado hasta en 3 ocasiones diferentes 30 cuadrangulares por temporada. Llega a un equipo mucho más mediático, que según intuimos, podrían enviar a primera base a quien defiende esa posición con etiqueta de campeón bateador D.J. LeMahieu, que conoce bien esa posición. A cambio, de Nueva York, posteriormente serán nombrados dos lanzadores del sistema de sucursales, Odor es elegible a la agencia libre para el 2022.

Yadier Molina sigue consolidando su llegada al Salón de la Fama cuando sea elegible. El pasado lunes superó en la lista de receptores de todos los tiempos a un Salón de la Fama como Johnny Bencha, en el departamento de dobletes de por vida en la mejor pelota. El de Puerto Rico sacudió su número 382, colocando en la octava posición que lidera con 527, el también de Puerto Rico, Iván Rodríguez, que también este notable exreceptor encabeza a los receptores en imparables de por vida con 2 mil 844.

Hablando de receptores, el norteamericano Mike Scioscia, con buen recorrido como mánager en Grandes Ligas, específicamente con los Angelinos, fue nombrado como el timonel del representativo del país más poderoso del mundo, en busca de calificar a los Juegos Olímpicos, esto, mediante el famoso repechaje y si recuerdan, la tropa de Juan Gabriel Castro los eliminó de ir de manera directa.

No podían esperarse las reacciones de los mexicanos en la publicación de los 100 convocados, para finalmente sacar la lista final de los que viajarán a Japón a los Juegos de Estrellas, y es que el solo nombre de Adrián González, que incluso a nosotros también nos extraña sobremanera su enlistado, tiene dos años sin jugar, está totalmente fuera de todo ritmo. También es cierto que sus blasones son por demás extraordinarios, pero una cosa son las medallas, y otra las posibilidades, ya se anticipa que el nombre del jugador de dos nacionalidades, estaría, porque estaría, así que sólo esperar la reacción que pueda tener con el debut en la pelota veraniega para los Mariachis de Jalisco.

Se empieza a notar la actividad en Liga Mexicana de Beisbol, esto independientemente de las posibles y rimbombantes contrataciones que pudieran llegar. Algunos clubes tienen concentrado a mucho material humano joven, otros ya agrupan a jugadores de los llamados bases, por ejemplo, los emplumados del puerto de Veracruz, tienen sudando la roja casaca a tipos del calibre del veterano Tomás Javier Solís, al receptor Alan Espinoza, a Mikell Granberry, a las órdenes de Leo Rodríguez. La cuesta está un poco alta para los de expansión, que también hay que decirlo, la oficina deportiva del buen Jesús Valdez señor, está funcionando e ilusionados en presentar buenas cuentas al final de la competencia.

Los que también tiene ya 7 días en plena práctica con un gran puñado de jóvenes promesas, es el conjunto de los Pericos de Puebla. El buen “Chispa” Gastélum, el novel manager, se ha hecho acompañar de un buen grupo de coaches de experiencia como el grande de Santa Ana, Sonora, Alfredo Félix, el buen peque Emmanuel Valdez, Héctor Covarrubias, Gerardo Sánchez, el gran Héctor Hugo Hurtado, y el buen Gilberto Sotomayor Rivera, el afamado “Cacho”, todos con buen recorrido en los cuerpos técnicos y que seguro arroparán y muy bien al encendido “Chispa” que en Guasave hizo un trabajo sensacional la pasada temporada de Liga Mexicana del Pacífico.

A propósito, por enésima ocasión, felicidades a los Algodoneros de Guasave por la gran labor social que están haciendo con el futuro del beisbol, han estado muy cerca de los niños para irlos formando, y eso en un futuro cercano por supuesto que tendrá efectos positivos.

Comentarios

Otras Noticias