Opinión

Otra Amenaza…

viernes, 30 de abril de 2021 · 05:00

El miércoles pasado hablamos aquí de un problema no provocado por la pandemia pero que va a poner en riesgo la estabilidad social y es la sequía… hoy hablaremos de una amenaza que provocó la pandemia que está provocando que  miles de niñas y  niños y jóvenes  están en riesgo de abandonar sus estudios.

El lunes 26 de abril inició una estrategia de la Secretaría de Educación Pública y Cultura en Sinaloa, con la habilitación de los Centros Comunitarios de Aprendizaje (CCA), esto con la finalidad de rescatar a un nicho importante de niñas, niños y jóvenes, 1 de cada 10, que están a un ¡Triz! de dejar la escuela.

Ya que hay más de 50 mil niñas, niños y jóvenes que en Sinaloa están en fase de deserción escolar y esto es por que hay alumnos que no se han reportado con sus maestros  o no han contado con cobertura a internet, porque la familia se ve en una enorme encrucijada: o come o le pone saldo al teléfono para mandar las tareas de sus hijos.

Esto sin contar a ese grueso de la población de alumnos que están “arrastrando la cobija” con los aprendizajes.

Si bien es cierto, esto no es un regreso a clases, es la forma en que las autoridades educativas están enfrentando el grave  problema que se nos vendrá como sociedad ante la pandemia: un elevado  abandono escolar.

Los CCA se habilitaron bajo acuerdo legal y son de manera voluntaria ¿Por qué esta medida? Porque se observó a profesores, en silencio y de forma aislada, que en las cocheras de sus casas daban clases a sus alumnos, cuidando la sana distancia y con protocolos sanitarios.

Esta estrategia de los CCA representó un reconocimiento a esos docentes qué, guiados por su vocación decidieron acompañar a sus alumnos, es por ello que se entendió que el regreso sería gradual y habría que pasar por la figura de un Centro Comunitario de Aprendizaje.

El CCA, no es otra cosa que el espacio escolar, bien limpio y saneado, con los protocolos sanitarios, donde alumnos por grupo, en situación de posible abandono escolar o niños emocionalmente afectados por la pandemia, recibirán las clases durante dos horas al día.

¿Qué pasa con el resto del salón? Seguirán atendiendo las clases con tareas designadas por sus maestros.  

Se tienen aproximadamente más de 600 Centros en el estado que paulatinamente irán abriendo, hasta el día de hoy van más de 300 abiertos y en la siguiente semana podrían abrirse más de los esperados y a medida de que se vacunen los profesores en 15 días irán sumándose a esta estrategia.

En la apertura de los Centros de Aprendizaje, los niños han vuelto a su escuela y con sonrisas han expresado el gusto de volver a la vida que les había quitado la pandemia… es como hallar un juguete extraviado: solamente encontrándolo sabremos el gusto que nos da.

Hay dos problemas en Sinaloa que le tocarán al próximo gobernador: el primero, la sequía, tenemos que tener un cambio de conciencia climatológica y con ello una agenda ambiental muy bien articulada, en la segunda, el abandono escolar, sí se está pudiendo y es gracias a la nobleza de Maestras y Maestros, Padres de Familia y Alumnos que dieron un paso al frente tal vez para que el mar se abra.

Dicen los sabios que Moisés abrió el mar por que Najshón hijo de Aminadav, un jefe tribal, se metió al mar y caminó y cuando tuvo el agua por encima de las narices, Najshón dio un paso al frente y el mar se abrió. Hoy los Maestros en Sinaloa están empezando a abrir el mar de esperanzas a los niños que están en riesgo de abandono o en una situación emocional difícil.

En este 30 de abril, día del niño, no hay mejor manera de festejar  a las niñas y niños de Sinaloa que rescatándolos del abandono escolar. Hay emociones que solamente en la presencia se pueden sentir: un niño que entre al CCA –con todos los protocolos sanitarios- ve su escuela y ve a sus amigos y maestros, no tiene precio y va a eso, a cultivar la emoción de ser una mejor persona.

No debemos perder el sueño de los niños… perderlo sería perder la esperanza y el horizonte… Que en estos tiempos de pandemia pareciera es lo único que queda.

Como dijo el sociólogo Jeremy Rifkin: Pareciera que estamos ante una amenaza de extinción y ni siquiera nos damos cuenta…

Comentarios

Otras Noticias