Opinión

Salud, la otra gran deuda

jueves, 29 de abril de 2021 · 05:36

En plenas campañas políticas estamos en graves problemas en materia de salud pública, no solo por el impacto de la pandemia, sino también por fallas de los gobiernos en la atención a esa área que debe ser prioritaria.

En Sinaloa, como en todo el país, se reflejan esas fallas en carencias en infraestructura física, recursos humanos y abasto de insumos médicos para atender en un nivel satisfactorio la demanda de la población.

Solo algunos puntos a manera de muestra. En el Instituto Mexicano del Seguro Social o el Issste no hay insumos y medicamentos para atender a los pacientes que dependen de ser dializados para mantenerse con vida, ni para realizar quimioterapias a enfermos de cáncer.

En los hospitales generales del sistema estatal es tremenda la falta de medicinas y enfermarse implica un serio gasto para las familias, endeudarse, vender sus escasas propiedades o recurrir a la caridad pública.

En los centros de salud ubicados en comunidades del medio rural el cuadro de medicamentos es prácticamente nulo y los médicos se esfuerzan por conseguir aquellos que les es posible para dárselos a sus pacientes.

Lo que estamos planteando es una palpable realidad. Es solo cuestión de que hayan tenido un ser querido internado o que se den una vuelta a esos centros y platiquen con los familiares de los enfermos para que lo corroboren.

El famoso Insabi, que vino a sustituir al Seguro Popular es un rotundo fracaso. No lo es desde que se presentó la pandemia del Covid 19, sino que ya lo era desde antes.

Tampoco ha funcionado el programa de compras consolidadas de medicamentos ordenada por el gobierno federal en coordinación con los estados

En la última campaña presidencial todos los candidatos nos hicieron promesas extraordinarias en materia de salud. Andrés Manuel López Obrador nos dijo que habría cobertura universal, con medicamentos y servicios públicos accesibles y gratuitos en consultorios, clínicas y hospitales, desde el primer nivel de atención hasta la medicina especializada. El ofrecimiento contrasta con la realidad en la que nos encontramos.

¿Qué están ofreciendo ahora los candidatos al gobierno de Sinaloa en materia de salud? Hay que escucharlos y registrar sus compromisos, para cuando menos restregárselos en su cara a quien gane la contienda si no cumple. 

Comentarios

Otras Noticias