OPINIÓN

¿Quién ganó el primer debate a la gubernatura?

Escrito en OPINIÓN el

¿Quién ganó y quién perdió? Siempre es la gran pregunta después de un debate político como el que presenciamos ayer, el primero entre los aspirantes a la gubernatura de Sinaloa en el actual proceso, y que fue organizado por el Instituto Electoral del Estado de Sinaloa.

Sin embargo, la respuesta la tendrá cada elector. Lo que vimos, eso sí, fue un ejercicio de cruce de señalamientos y ataques, más que de propuestas. Y la “víctima” principal de las acusaciones, el “enemigo a vencer”, fue claramente el candidato de Morena-PAS, Rubén Rocha Moya, por ser el puntero en las encuestas. A Rocha le señalaron principalmente su alianza con el Partido Sinaloense y con Héctor Melesio Cuén Ojeda, así como con otros personajes como Gerardo Vargas y Alejandro Higuera. “Le vendió su alma al Diablo”, le lanzó la abanderada de RSP, Yolanda Cabrera.

Rocha no se enganchó y trató de sacudirse la mayoría de los señalamientos. Mario Zamora, de PRI-PAN-PRD, también lanzó y recibió ataques, y hasta puso sobre la mesa la acusación de que uno de los colaboradores del morenista compró una camioneta de más de un millón de pesos y la pagó en efectivo, cosa que fue negada tajantemente por Don Rubén.

Y así como ese, hubo bastantes dimes y diretes a lo largo de las más de dos horas que duró este ejercicio. Quizá la que menos se enfrascó en la confrontación fue la candidata de Fuerza por México, Rosa Elena Millán, quien se centró en propuestas, pero paradójicamente, dicen que quien no le entra a los señalamientos no se queda en la memoria de los votantes. Habrá que verlo y pendientes de si se da respuesta a la otra gran duda: ¿cambiará la tendencia de preferencias a partir de lo que vimos y oímos este jueves?

Por cierto, atentos también a las denuncias, ya más subidas de tono y hasta preocupantes, que hicieron el abanderado de Encuentro Solidario, Ricardo Arnulfo Mendoza, y de Redes Sociales Progresistas, Yolanda Cabrera Peraza.

Al finalizar el encuentro, Mendoza -quien también le entró duro a los ataques, principalmente a Rocha- dijo que su integridad, en medio de este proceso electoral, estaba en riesgo y pidió protección policial.

Mientras que Cabrera dijo que recibió amenazas telefónicas para que no hablara de nada ni lanzara acusaciones contra el PAS o la UAS, por lo que señaló que está analizando si interpone una denuncia formal. No son cosas menores y esperemos que la autoridad correspondiente investigue y esclarezca estas presuntas intimidaciones y riesgos contra los candidatos…

También sería importante reflexionar si el que vimos ayer es el mejor formato para llevar a cabo estos debates. Aunque en un principio se sintió ágil, más o menos a la mitad se agotó el esquema y es que el encuentro consistió únicamente de un gran bloque que duró dos horas y después fueron unos cuantos minutos de conclusiones.

A cada contendiente le daban 2 minutos y medio para exponer su “plataforma política”, después a los 7 siete aspirantes le daban un minuto de réplica y posterior a ello, un minuto de contrarréplica para quien expuso la plataforma. Esta “fórmula” se repitió en 8 rondas, por lo que hubo poco dinamismo y dificultaba también la interacción entre los participantes. 

Recordemos que el IEES tiene programado organizar un segundo debate por allá a finales de mayo, apenas unos cuantos días previo a las votaciones, así que muy pendientes de cómo será el esquema. Esperemos que más dinámico y llevadero. E insistimos, atentos porque podría ser que este primer encuentro modifique, en cierta forma, las preferencias y el rumbo de las campañas…

Dentro del círculo político hay mucha calentura en el marco de las campañas y sobre todo, hay un cúmulo de emociones tras este primer debate de la contienda a la gubernatura, pero saliéndonos de este círculo, la sociedad en general se dice ya cansada del mismo “circo”, del “mismo show”, y de que sean los candidatos de siempre, los perfiles reciclados que solo brincan de un partido a otro.

En un sondeo que hizo Línea Directa entre ciudadanos en Mazatlán, se constató que muchos admitieron que el actual proceso electoral no ha conseguido llamar su atención, porque no ven propuestas nuevas, ni siquiera por parte de quienes representan a los partidos de reciente creación; esos, refirieron, ni siquiera los ven activos.

Y vaya que sí hay un grave problema en materia de propuestas, de realmente marcar un qué y cómo para mejorar el bienestar de la ciudadanía, lejos de los lugares comunes a los que nos tienen tan acostumbrados. Ahora la gran mayoría de los candidatos solo quieren llamar la atención con frases bonitas en redes sociales o hasta bailes con curiosas coreografías en la red social TikTok.

Y si no nos cree esto de los políticos son fondo y solo estrategias huecas, voltee a ver a la candidata de Movimiento Ciudadano en el distrito federal 2, Brenda Látigo, quien lanzó ¡un concurso de canto!, para posicionarse electoralmente. “En vez de proponer cosas verdaderamente importantes, mejor pongamos a la gente a cantar”, han de pensar en el equipo de la emecista. Es completamente entendible por qué la gente se dice harta de este “circo”. ¿O no? Así se las gastan. O peor… Comentarios: lineadirectaportal@rsn.com.mx