OPINIÓN

‘Alito’ Moreno no suelta a Morena

Escrito en OPINIÓN el

Alejandro Moreno Cárdenas desde el nombre lleva la penitencia y si hay algo que nunca deja de mencionar en su discurso… es al partido Morena. Podría parecer curioso, pero al menos ayer en su intensa gira de trabajo por 4 municipios de Sinaloa, el líder nacional del PRI no dejó de hablar una y otra vez del bando contrario.

Desde que inició las reuniones con militantes en la mañana en Los Mochis, después en Guasave, luego en Navolato y finalmente en el palenque de la Feria Ganadera de Culiacán (en donde por cierto, la sana distancia, como ya es costumbre, fue la gran ausente), “Alito” se refirió con insistencia a los morenistas: que son muy buenos para hablar pero no para gobernar, que politizan los programas sociales, que postulan a “abusadores”, que no han dado resultados y por eso son un “ave de paso de paso, que ganó ayer, gobierna hoy y se irá mañana”.

Moreno Cárdenas, eso sí, traía la clara consigna de refrendar el apoyo para el abanderado de Va por Sinaloa a la gubernatura, Mario Zamora, y para el resto de los candidatos de la alianza, sin embargo, al menos por lo que dio a entender, su mayor fortaleza no es interna ni propia, no proviene de las acciones que puedan o no realizar, sino que depende de su nivel de diferencia con los morenistas… Ah, y haga sus apuestas a que Don Alejandro regresa a Sinaloa antes de que terminen las campañas, de nosotros se acuerda…

 

No hay que perder de vista la denuncia hecha por el candidato de Morena a la gubernatura, Rubén Rocha Moya, quien dijo que el Instituto Nacional Electoral anda “persiguiéndolo”. Todo esto surgió después de que el pasado martes, en un evento, personal del INE intentara entregarle una notificación al morenista.

No se sabe exactamente qué le mandaron decir, pero ayer Don Rubén declaró que hay una persecución en su contra y acusó que esto forma parte del “odio” que le tienen los consejeros del INE a Morena, y que se refleja también en que les retiraran las candidaturas para las gubernaturas de Michoacán y Guerrero.

Rocha dijo que esto mismo se está replicando a nivel local y aunque sí confía en el Instituto Electoral del Estado de Sinaloa, no puede decir lo mismo de su contraparte federal. Ah y el que se refirió a este asunto fue justamente el presidente nacional del PRI, Alejandro Moreno, al asegurar que como Rocha Moya “sabe que va a perder”, ya está inventando una persecución y que le andan “sacando la lengua”. Para quitarnos de dudas, nada mejor que saber exactamente qué decía dicha notificación…

 

Otra polémica que tuvo que aclarar Jesús Estrada Ferreiro fue la relativa a las imágenes de su camioneta, con todo y propaganda electoral, estacionada en lugar preferente a las afueras del Palacio Municipal de Culiacán, y es que muchos ciudadanos le reprocharon que ya no tendría que acudir ahí pues tiene una licencia en el cargo.

El candidato a la reelección en la alcaldía por Morena admitió que sí acudió al Ayuntamiento el pasado martes, pero lo hizo porque debía firmar el proyecto del Metrobús, de manera conjunta con los funcionarios involucrados tanto del municipio y del Gobierno del Estado.

Hay que recordar que desde que inició su campaña, Estrada Ferreiro gestionó este proyecto del Metrobús y pidió apoyo del Gobierno Federal. Pero ya no habíamos sabido nada de este, parecía que estaba empantanado, hasta que ahora nos informan que el contrato se firmó y pronto estará en manos de Banobras…

 

Aunque ha bajado perfil en los últimos días debido a las campañas electorales, el gobernador Quirino Ordaz Coppel deja ver que no ha dejado de trabajar con intensidad y estuvo en días recientes en la Ciudad de México para “amarrar” de una buena vez el apoyo de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para adquirir las 80 mil vacunas antiCOVID para los maestros de Sinaloa.

De la misma manera, Ordaz Coppel informó que el pasado lunes tuvo comunicación directa con el presidente Andrés Manuel López Obrador. Hablaron por teléfono y el mandatario federal le reafirmó el compromiso para terminar, sin excusas, las obras de la presa Santa María.

Incluso, el Presidente ya nombró a un encargado para supervisar dicha obra, se trata de Cedric Escalante Sauri, exsubsecretario de Infraestructura en la Secretaría de Comunicación y Transportes, y con quien habrán de empezar a trabajar de manera coordinada a la brevedad, dijo Quirino. Que nadie piense que se afloja el paso en el Gobierno del Estado… Así se las gastan. O peor… Comentarios: lineadirectaportal@rsn.com.mx