OPINIÓN

Gran pérdida

Créditos: Germán Castro
Escrito en OPINIÓN el

La historia con los Hermanos Ornelas lamentablemente se vuelve a repetir, recordar que el año pasado en cuanto los Yaquis hicieron intercambio de jugadores con los Mayos de Navojoa donde se viera involucrado el hoy líder bateador de Liga Mexicana del Pacífico, Tirso Ornelas Junior, que llegó al equipo de los Mayos, lamentablemente este joven tijuanense prospecto de los Padres de San Diego sufrió una fractura de muñeca que lo marginó de la temporada siendo factor importante quizá en esos momentos para que los Mayos no alcanzaran a calificar a postemporada, hoy, lamentablemente el hermano mayor Julián, jugando el jardín central, sufre una lesión que lo obligó a salir de momento del juego para que posteriormente los Charros de Jalisco emitiera un comunicado informando que lamentablemente se trataba de fractura, lo que por consecuencia lo lleva a perderse todo lo que resta del calendario e incluso la posibilidad de asistir a la Serie del Caribe en el venidero mes de enero en República Dominicana, esto trae trastorno a los Charros, claro que sí, se trata del mejor productor de la temporada, uno de los mejores en cuadrangulares y por supuesto un gran pelotero defensor del prado central, újule decíamos en entregas anteriores que el fantasma de una tragedia nos acosaba, y esto es una tragedia para Charros, para él por supuesto y al espectáculo.

Los Sultanes de Monterrey están cediendo los derechos, o los servicios del norteamericano Tyler Wilson a los Venados de Mazatlán que han estado pasando las de Caín esta temporada, en lo que por mucho tiempo ha distinguido al conjunto del puerto que es el pitcheo, cierto, ganaron el primero de la serie a los peligrosos Yaquis, pero tienen que mantener la posición y evitar cualquier desaguisado, porque tanto ellos, los Águilas y Cañeros y por ahí los Sultanes son quien corren riesgo de ser eliminados de la postemporada.

La pregunta sigue siendo obligada, ¿acaso se le terminó el discurso o la magia a Benjamín Gil? y es que los Tomateros no terminar de caminar por la vereda de la victoria, y aún más, dos salidas dos derrotas de la joya de la corona de los bicampeones, el mexicoamericano Manny Barreda no encuentra la senda del triunfo, esta vez en un ratito los Mayos de Navojoa el pasado martes lo arreglaron lo que hace que sus números sean 0-2 en 11 episodios de trabajo le han dado 9 hits, 8 carreras limpias y un porcentaje que por supuesto no va con su personalidad, de 6.55.

Pues vaya que en Liga Mexicana de Beisbol están anticipadamente trabajando de cara a la edición del 2022, los Tecolotes de los 2 Laredos dieron a conocer el día de ayer a su nuevo mánager, se trata del norteamericano Mark Weibdemaier con experiencia de dirigir en su propio país e incursionar como timonel en la fuerte liga de Corea, pero como luego suele ocurrir, es riesgo traer gente que no conoce la cultura de la pelota mexicana, ojalá y le vaya bien, por supuesto, por el bien de la pelota mexicana.

Mega cambio de los Diablos Rojos del México con los Generales de Durango, esta vez se soltaron la greña los chamucos para que vean el tamaño del roster que posee el 16 veces campeón del verano, están enviando a Durango a Gonzalo Sañudo, alguna vez prospecto de los Astros de Houston, tabasqueño de nacimiento, pero de raíces fortenses; Octavio Acosta, estupendo lanzador; a Omar Meza, buen jugador de cuadro; al no menos estupendo y joven receptor, Juan Bernabé Uriarte; al también receptor, Eduardo Revilla; Juan Rodríguez y Gerardo Navarro, por los servicios del potosino segunda base, Moisés Gutiérrez, y los derechos de retorno Gerardo Reyes, este tamaulipeco está en vías quizá de seguir en Grandes Ligas, claro, todo depende de las condiciones de su brazo de lanzar y fuego para la goma, sin duda que le fue bien a los Generales que también estrenarán mánager y dueño este 2022.

No fue premio de consolación ni nada parecido el que incluyeran en el segundo equipo de Grandes Ligas, algo así como de lo más destacado al sinaloense Julio Cesar Urías que aparte de ser galardonado con el Premio Nacional del Deporte en nuestro país, queda dentro de muchos estrellas, incluido el nipón Shohei Othani, diríamos que fue el equipo número dos, y es que entre la fanaticada mexicana y específicamente la sinaloense queda el coraje de no haberle dado el Cy Young, algo que en verdad se veía harto difícil, muy a pesar de su 20-3 en ganados y perdidos.

En el equipo número uno se colaron 4 latinoamericanos, dominados por supuesto por los dominicanos que colaron a 3, entre ellos a Vladimir Guerrero, Juan Soto y Fernando Tatis, dejando a un venezolano como el recordman de los receptores en jonrones conectados como Salvador Pérez.

De los agentes libres, finalmente fueron los Cardenales de San Luis quienes se llevaron al zurdo Steven Matz por 4 temporadas y 44 millones de dólares, buen amarre para este lanzador de 30 años y 1.88 de estatura, por otro lado, no le sorprenda si el legendario Clayton Kershaw lo vea enfundado con la casaca de los Rangers de Texas, no sabemos si le vaya mejor a él o a los Rangers de este zurdo que es muy proclive a las lesiones, lo que hizo que los Dodgers desistieron de seguir teniéndolo en su roster.

Por otro lado, en el mismo tenor de los agentes libres, los Medias Rojas andan con chequera en mano intentando tapar algunos huecos, quieren llevarse al dominicano Jeurys Familia, no como cerrador, pero sí como preparador de cara a la temporada venidera, este relevista tiene de por vida en Grandes Ligas 125 salvamentos, que no son pocos por supuesto.

Finalmente, los Yankees dejaron fuera del equipo, es decir le dieron su libertad al venezolano Rougned Odor que hizo fama no como segunda base, no como bateador, la hizo a raíz de aquel pleito en la segunda base en un juego de Toronto contra Texas cuando le soltó tremendo cruzado a la mandíbula que le hizo botar el chicle y lentes al dominicano José Bautista, el caso que no funcionó para nada con los orgullosos Mulos de Nueva York, tomando la decisión de darle las gracias para que busque su propio acomodo.