PSICOLOGIA

Amor propio, 5 formas de fortalecerlo

Ignorar el estado de nuestro amor propio puede llevarnos a una vida de insatisfacción

Escrito en OPINIÓN el

Uno de los ingredientes mas importantes para sentirnos bien mental y emocionalmente es el amor propio y ser conscientes del valor que aportamos a lo que hacemos contribuye a sentirnos bien con quiénes somos y como somos. 

 

Desafortunadamente, solemos ver al amor propio como algo muy diferente. La mayoría de nosotros pensamos en el amor propio como el estado que se produce al alcanzar objetivos popularizados o socialmente establecidos como lograr popularidad, alcanzar cierto nivel económico, ser considerado atractivo y por supuesto todo esto es una fantasía. 

La importancia del amor propio 

El amor propio es algo que esta íntimamente relacionado a la autoestima y es tan importante que puede llevarnos a cambiar en como hacemos las cosas si nos damos cuenta de que lo que estamos haciendo, aunque lo estemos haciendo bien, no habla bien de nosotros. 

¿Cómo trabajar el amor propio? 

Es importante aclarar que el amor propio no es algo que podamos construir por medio la reflexión o del razonamiento. Si bien es cierto que a través del pensamiento podemos entendernos en ciertas conductas o patrones de funcionamiento, no es suficiente para desarrollar el amor propio ya que este pertenece a la parte emocional. Dicho esto, a continuación te comparto 5 formas en la que puedes trabajar en tu amor propio: 

Date cuenta de tu grupo de referencia 

La construcción del amor propio depende mucho de cuales son los grupos de referencia. Por ejemplo: Si lo “normal” dentro de nuestro grupo de referencia es tener ciertas conductas, alcanzar ciertos objetivos o incluso tener cosas, al no cumplir con esas expectativas (propias o inculcadas), nuestra autoestima se verá lastimado debido a que en nuestro grupo de referencia todo eso tendrá mucho valor. 

Por otro lado, con esas mismas capacidades y forma de ser, podemos ser muy apreciados en un grupo diferente, construyendo una autoestima sana y elevada. El punto entonces es los grupo que elijo para socializar, estos grupos enmarcan la calificación de nuestro desempeño social. Estos grupo de referencias se convierten en el marco de referencia a partir del cual construimos un concepto aceptable o no. 

Entonces, el amor propio se ve influenciado por el grupo de referencia con el cual nos comparamos y el valor que nos damos a nosotros mismos en comparación con los criterios de ese grupo. 

2. Pon distancia ante el negativismo constante 

Algunas personas solo saben relacionarse a través de la crítica. La forma en la que socializan y establecen vínculos con los demás es a través de la corrección y de hacerles ver a los demás todo aquello que hacen mal logrando “sin querer queriendo” que se se sientan mal consigo mismas. 

Cuando la dinámica relacional se basa en estar recibiendo criticas todo el tiempo terminamos dándole un valor positivo a la “ayuda” que estamos recibiendo llevándonos incluso a apreciar el estar cerca de esas personas. 

Poder parar con esta dinámica dentro de una relación ya sea alejándonos o buscando modificar la manera en la que nos estamos relacionando nos ayuda a evitar que el amor propio siga debilitándose. 

3. Aprende a ser consciente de tus fortalezas y debilidades. 

Poder vernos a nosotros mismos a través de nuestros propios ojos, nos ayudará a saber quién somos sin necesidad de la opinión o del valor que los demás puedan darnos. A partir de este inventario personal de nosotros mismos, podremos ir modificando lo que nosotros consideremos conveniente. 

4. Busca el crecimiento 

Continuando con el punto anterior. Es importante poner manos a la obra después de darnos cuenta de alguna debilidad para no quedarnos únicamente en el juicio o la crítica.  

El solo hecho de trabajar en nuestro crecimiento hace que se modifique el concepto que tenemos de nosotros mismos porque podemos vernos ya en el camino del cambio. 

5. Amplía tu círculo social 

Entre más personas conozcas, conocerás más versiones de ti mismo. Como lo veíamos en el punto numero 1: “tiendo a pensar en mi tal como piensan los demás de mi”. 

Al ampliar tu círculo social podrás darte cuenta de otras versiones de ti mismo y te harán ver cualidades que otros no veían. Otro aspecto importante dentro de este punto es que, normalmente pensamos en nosotros mismos de acuerdo a los adjetivos que estamos acostumbrados a usar y a escuchar. Por ejemplo: si en nuestro circulo cercano no estamos se acostumbra hablar de orgullo, difícilmente escucharemos que se sienten orgullos de nosotros y no podremos darnos cuenta de eso. 

Aunque la construcción del amor propio se ve influenciada por la calidad de relaciones que tenemos, poder trabajarla y modificarla es un asunto enteramente personal y del que podemos (y debemos), hacernos responsables. 

Te agradezco cualquier comentario acerca de esta columna y si crees necesitar acompañamiento psicológico profesional con respecto a este tema o conoces a alguien que lo necesite, escríbeme un WhatsApp al número +526671313403 en México y visítame en Facebook en: https://www.facebook.com/sensumpsicologiaycrecimiento/ 

Te dejo un abrazo. 

Juan José Díaz / Psicólogo y psicoterapeuta