OPINIÓN

Desde las redes sociales también se gobierna

Escrito en OPINIÓN el

Hace unos días me invitaron a dar un curso de manejo de redes sociales y gobierno en el norte del país. El objetivo principal era concientizar a quienes manejan las redes sociales de los gobiernos y sus gobernantes, la importancia no solo de estar en el espacio digital, sino el dar valor y atención real a los ciudadanos de sus municipios y estados por estos canales. ¿Por qué? Cada día somos más las personas que habitamos el espacio digital: en México somos más de 100 millones de usuarios activos de redes sociales, lo que representa el 77% de la población total de nuestro país (Hootsuite, 2021), que por razones de pandemia, este año creció un 12.4%.

Muchas personas estamos en las redes sociales no nada más con fines de ocio, sino con la intención de reducir la distancia-tiempo para interactuar con familia, amistades e incluso, con los gobernantes mismos. Vemos el mundo digital como un espacio para tener una mayor participación en los asuntos públicos, esperando tener una relación más rápida y directa, sin intermediarios, con nuestros gobernantes. Queremos saber qué hacen en gobierno, cómo vamos en los diferentes rubros, y si las cosas no están marchando bien, queremos saber por qué. Las usamos como una extensión de nuestro derecho a saber, las usamos como un espacio de protesta. 

Nuestros gobiernos deben de entender que las redes sociales no son solo para mostrar que se hace día con día y dejar bien parado a los gobernantes y autopublicitarlos; no son canales para potenciar la egolatría o el culto a la personalidad; son un canal para brindar información clave y relevante para todos, transparentar qué hacen, cómo lo hacen, por qué y hasta por cuánto lo hacen. 

Gobiernos, gobernantes y sus equipos de comunicación, si quieren estar presentes en las redes sociales, deben de replantearse la forma de interactuar con los ciudadanos a través de éstas: no es solo interactuar con temas relajados, chistosos o buena ondita, sino el atender con respeto y compromiso a quienes tenemos preocupaciones, preguntas y demandas reales, no solo aquellos que los llenan con agradecimientos o alabanzas de sus redes o clubes fans que se forman a su favor. Usen las redes para gobernar, no solo para influir. Usen las redes para construir y fomentar el diálogo entre todos los ciudadanos, quienes los votaron y quienes no; no polaricen. Conviertan el social media en una verdadera democracia digital. 

Los ciudadanos lo demandamos. Los ciudadanos lo merecemos.

Y como es 2 de noviembre, aquí les dejo una calaverita relacionada al tema:

 

Ahí va Quirino tuiteando

“Gran gobernador yo fui,

Denme las gracias gritando

Puro Sinaloa pa'mí”.

 

Un twit le están enviando

Hey, gober, ayúdanos aquí:

En Sinaloa hay buscando

Gente, Justicia, y a ti.

 

Ordaz anduvo ignorando

Mensajes incómodos, sí.

Un CM bastante pando

Poco empático de por sí.

 

La muerte está gritando

“Todo el hilo ya lo leí

No se vale andar animando,

España no es para ti”.

 

El panteón está esperando

Mala comunicación te vi.

Ante crisis vas bromeando

qué bueno que no te creí. 

 

Nuevo gober va llegando

A dormir no se viene aquí

La ciudad no tiene bando

Urgen respuestas allí.