ARMAS

La hipócrita “respuesta”

La hipócrita “respuesta”Créditos: Archivo Línea Directa
Escrito en OPINIÓN el

Culiacán, Sin.- Como se esperaba, la docena de fabricantes de armas demandados por México, “respondieron” que no tienen culpa alguna y han tratado de deslindarse de cualquier responsabilidad en el tráfico ilícito de armas a México y los daños que ocasionan.

Da click aquí y encuentra más información de Línea Directa Portal en nuestra página de Google News

Con prepotencia, y adelantando la impunidad de que siempre han gozado, el “cartel de las armas” de Estados Unidos, utilizando a los grandes “medios” de aquel país en lugar de la corte judicial, pretende descalificar al gobierno Mexicano.

Pero lo que sigue es valorar las múltiples evidencias de la negligencia y la ilegalidad con que ha venido actuando el “cartel de las armas” de Estados Unidos y que justamente denuncia México.

Pero seguirá el tono de la hipócrita “respuesta” estadounidense (saben bien lo que hacen con la única divisa de la ganancia) en sus medios y de quienes les hagan coro en México, que los hay. Como sea, se ha sentado un precedente necesario y no debe darse marcha atrás.

URGE CORREGIR

Las cárceles en México, todas, como la de Culiacán (ya dejaron el eufemismo ridículo de “centro de ejecución de las consecuencias jurídicas del delito”) están saturadas de reos, sean culpables o inocentes, por cuyos procesos no transitó la recta aplicación de la ley.

A las mismas comisiones de “derechos humanos” (que cada vez se parecen más a la Carabina de Ambrosio) se les niega la información puntual de lo que sucede en esas selvas que son los reclusorios en este país.

No es lo único que debe de estar en la agenda gubernamental y ya hemos insistido en la corrupción policíaca, que no se va, además de la otra “legal” del privado empresariado (con algunas excepciones, en efecto). 

“REFACCIONES BASURA”

Las refacciones automotrices son por lo regular “una basura”, argumentan los mismos mecánicos, problema acentuado ante la invasión de productos chinos (con o sin coronavirus).

Actualmente ni siquiera las franquicias norteamericanas venden refacciones de buena calidad, coinciden los usuarios. En esas franquicias cada vez son más frecuentes las reclamaciones por piezas que no sirven.

En los llamados “yonques” las partes usadas son muy caras, no tienen garantía efectiva pues con cualquier pretexto se niega y para muchos vehículos, incluso en las refaccionarias que expenden productos nuevos y reciclados, simplemente “no hay, no hay” y “hay que pedirla” para que llegue en semanas o meses. 

Las partes eléctricas que se venden son hasta de tres clases: “si quiere la taiwanesa no le va a durar ni tres días, menos la china”, advierten los vendedores, y “la original” es de común carísima.

ALTO COSTO DELICTIVO

El uso delincuencial de las redes ha ocasionado, tan solo en lo que va de este año, pérdidas por seis mil millones de dólares y  México, de acuerdo con un estudio del Foro Económico Mundial (FEM), ocupa el segundo lugar con más ataques de cibercriminales.

La inseguridad que propician las redes es mucho más alta en América Latina y en los países más pobres de Asia y África.

Para hablar de lo más cercano, aunque las autoridades de “seguridad” no cuentan con investigaciones ni datos al respecto, se estima que en Sinaloa al menos un 70 por ciento de usuarios han sido objeto de algún intento de chantaje, amenazas y robo de datos.

En suma, múltiples investigaciones (en su gran mayoría no de los gobiernos, que descuidan irresponsablemente el asunto) han revelado que, sin sombra de duda, desde las redes se incrementa el delito, además de los graves daños arriba mencionados.   

EN EL TINTERO

-Ineficacia, tortuguismo, deficiente base tecnológica, es lo común en los bancos “mexicanos”. El gobierno debe poner en orden a los privilegiados señores del dinero.

-Gasolineras y gaseras, como siempre, en la completa impunidad hasta ahora.

-Con altibajos, incluso claroscuros, pero muchas cosas están en vía de cambio en México. El latrocinio y el privilegio se ven en riesgo y eso es lo que explica la permanente campaña mediática, obviamente patrocinada, contra AMLO, Morena y sus principales cuadros.

-Esta columna tendrá un obligado receso y no aparecerá la semana que viene.

 

 

Cano.1979@live.com