El síndrome de Burn Out. Cuando el trabajo te mata

domingo, 31 de enero de 2021 · 09:50

Después de acostumbrarnos al virus y relajarnos en los cuidados y medidas de prevención, el índice de contagios y muerte por covid-19 ha repuntado y las noticias acerca de regresar a un estado de confinamiento total se vuelven a escuchar. En redes sociales vemos imágenes de fiestas y eventos deportivos que nos hace pensar que el miedo a ser contagiado se ha diluido o de plano ha desaparecido.

Los hospitales comienzan (de nuevo), a llenarse y las esperanzas de muchas personas regresan el foco a los que están en la primera línea de batalla…los trabajadores de la salud. Tengo pacientes que son enfermeras y médicos y se del miedo, la frustración y la angustia que viven al enfrentarse diariamente al coronavirus durante largas jornadas de trabajo, medio equipados y mal atendidos.

Ese estado mental y emocional al que están expuestos médicos y enfermeras de todo el mundo debido a la pandemia tiene nombre: Síndrome del Burnout

El síndrome del “Burn Out” también conocido como estrés del trabajador o síndrome de desgaste profesional, es un estado psicológico y emocional que se presenta en algunas personas en relación al trabajo que desempeñan. Sus consecuencias: ansiedad, depresión y problemas de autoestima

¿Qué es el síndrome de Burn Out?

El síndrome del “Burn Out” es un tipo de estrés que se da en el ambiente laboral. La traducción literal del inglés significa recalentarse o quemarse haciendo referencia al agotamiento extremo y la fatiga mental y/o emocional que se presenta en algunas profesiones debido a las condiciones propias de la misma profesión o al ambiente en el que se desempeñan. Aunque el origen del burnout se focaliza en el trabajo, sus síntomas y consecuencias pueden extenderse a otros ámbitos de la persona como el familiar o el social.

En el CIE-11 que es el manual diagnóstico de la Organización Mundial de la Salud encontramos el “Burn Out” se caracteriza por tener sentimientos de agotamiento, presentar distancia mental con respecto al trabajo o sus responsabilidades o sentimientos negativos hacia el además de una disminución en la eficacia profesional.

Aunque el Burn Out puede presentarse en cualquier trabajo, existen profesiones en donde se suele presentar con mayor frecuencia, por ejemplo: médicos, enfermeros, odontólogos, enfermeros, profesores y psicólogos. Podemos notar que en todas estas profesiones el trabajador debe mantener un contacto directo con clientes o pacientes. Esto puede llevar a producir altos niveles de estrés y presión laboral.

¿Qué es lo que provoca el Burn Out?

El Burn Out se produce cuando la persona se ve expuesta durante largos periodos de tiempo a las siguientes condiciones:

Altas exigencias y mucha carga de trabajo. Estas exigencias provocan que el trabajador se tenga que esforzar más allá de sus posibilidades, e invertir muchas horas del día para poder satisfacer las demandas.

Falta de formación. Esto se da cuando una persona ocupa un puesto para el que no está debidamente preparada. Cuando esto se presenta la persona se agobia y se estresa porque no es capaz de cumplir lo que se espera ella ya que no tiene la formación necesaria.

Tener altas expectativas. Si una persona espera ciertas ventajas o beneficios de su puesto y luego no se cumplen se produce cierta inconformidad que derive en trabajar bajo presión o estrés que pueden llegar al Burn Out.

Un mal ambiente de trabajo. Cuando el ambiente de trabajo es malo o no existe buena relación con sus compañeros el trabajador no estará cómodo desempeñando su trabajo.

Falta de apoyo familiar. Cuando una persona no tiene el apoyo familiar para desempeñar el trabajo con es necesario. Cuando esto se presenta la familia se convierte en un factor de presión para el trabajador que puede producir mucho estrés.

La ambigüedad del rol desarrollado. Esto se da cuando las responsabilidades del puesto no son claras para el trabajador. La falta de conocimiento acerca de las funciones a realizar, objetivos y metas de trabajo, así como la falta de claridad con respecto a las funciones incluidas en el puesto, pueden generar un alto nivel de incertidumbre y estrés.

Aspectos organizacionales. Esto se refiere a los obstáculos que pueda presentar la propia organización para el desarrollo de las funciones del trabajador y para la toma de decisiones sobre el mismo. Un ambiente de injusticia laboral lleva a la frustración y al estrés que pueden provocar Burn Out.

Los síntomas del Burn Out son variados, te comparto los más importantes:

Irritabilidad

Agotamiento o cansancio

Dolor de cabeza acompañado

Dolores de estómago

Aburrimiento

Absentismo laboral

Estado de nervios constante que se puede llegar a convertir en ansiedad

Dificultades de concentración

Agresividad

Insomnio

Problemas de comunicación

Falta de autoestima

Depresión

Despersonalización

¿Cómo afrontarlo?

 Para poder manejar este síndrome primero debemos saber detectarlo. Para esto es necesario conocer sus síntomas y saber si te identificas con ellos. Una vez identificado puedes seguir las siguientes recomendaciones que te ayudaran a manejarlo. Es importante aclarar que estas recomendaciones solo son un punto de partida para el manejo de esta situación. Si te identificas como portador del síndrome de Burn Out es necesario que acudas por ayuda profesional.

Establece puentes de comunicación. Cuando los canales de comunicación entre el trabajador y la empresa estas abiertos y disponibles ambas partes pueden externan sus puntos de vista con eficacia. Si es que existe algo que incomode al trabajador en relación a su puesto o responsabilidades, este tendrá la oportunidad de ser escuchado y validado en sus necesidades. Es claro que entre mejor comunicación exista entre ambas partes más cómoda será la relación laboral.

Busca ser asertivo. Otra cosa que debemos tomar en cuenta es el desarrollo de la asertividad como ingrediente en la comunicación. El saber comunicarnos de una manera clara y concisa puede evitar malentendidos que pudieran terminar en frustración y enojo.

Busca apoyo. Al tener el apoyo de tus compañeros de trabajo o familiares te sentirás mucho mejor. Tomate el tiempo y el espacio de compartir tu malestar o inconformidad o cómo te sientes. El apoyo que puedas recibir te ayudara a sentirte mejor.

Practica la relajación. Cuando sientas que estas estresado echar mano de técnicas de relajación y respiración pueden ser muy útiles. Aquí te comparto una de mis sesiones de relajación e hipnosis con la que podrás alcanzar la relajación en solo 13 minutos.

Busca ayuda de un profesional. Si notas que esta situación ya está afectando tu vida, pide ayuda profesional. Una intervención psicoterapéutica bien encaminada ayudará a disminuir tus niveles de estrés y ansiedad.

Recapitulando, el Burn Out se presenta cuando el trabajador está expuesto a altos niveles de estrés dentro de su trabajo ya sea por no tener la capacitación necesaria, porque no tiene claridad acerca de sus funciones, porque no tiene el apoyo de su familia o porque a las expectativas acerca del puesto no son satisfechas.

Para superarlo, es importante poder identificarlo. Busquemos tener buena comunicación, trabajar en ser más asertivos, aprender a relajarnos y tener en quien apoyarnos.

Te agradezco cualquier comentario acerca de esta columna y si crees necesitar acompañamiento psicológico profesional con respecto a este tema o conoces a alguien que lo necesite, escríbeme un Whatsapp al número 6671313403 en México y visítame en Facebook en: https://www.facebook.com/sensumpsicologiaycrecimiento/

Te dejo un abrazo.

Juan José Díaz / Psicólogo y psicoterapeuta

Comentarios

Otras Noticias