¿Crisis existencial?, aprende a identificarla y a superarla con éxito

domingo, 10 de enero de 2021 · 13:48

Todos en algún momento de nuestra vida nos hemos preguntado: “¿Por qué estoy aquí?” o “¿qué sentido tiene mi vida?”.

¿Has tenido los siguientes pensamientos?: “La vida no tiene sentido”, “Las cosas ya no me llenan como antes” o “No sé qué hacer con mi vida”. Si es así, es probable que estés pasando por una crisis existencial. Si sabemos utilizarla, este estado emocional y de pensamiento nos puede servir como impulso para lograr cambios contundentes y de mucho beneficio a nuestra vida, pero si no podemos encontrar ese nuevo significado es muy probable que caigamos en un estado de depresión.

¿A que le llamamos una crisis existencial?

Podríamos decir que una crisis existencial es el periodo de tiempo en el que se presentan pensamientos o dudas acerca de nuestra existencia y su objetivo.

Todos en algún momento de nuestra vida nos hemos preguntado: “¿Por qué estoy aquí?” o “¿qué sentido tiene mi vida?”. El que estas preguntan se mantengan durante un periodo de tiempo nos habla de una falta de objetivos…y de ilusiones. Nos falta “la chispa” que nos lleve a luchar y a querer seguir caminando, nos falta el sentido de vida. Y cuando nos falta “la chispa”, aparecen la falta de motivación, la desidia o la desesperanza.  

Una crisis existencial nos lleva necesariamente a un cambio en nuestra identidad. Nos percibimos a nosotros mismos como una persona diferente a quien hemos sido y ante esto, es normal que junto con este cambio en la autopercepción también cambien la visión y perspectiva que tenemos de la vida. Es entonces cuando nos hacemos preguntas en relación a conceptos que hasta entonces teníamos claros y no nos preocupaban.  “¿Qué puedo hacer con mi vida?”, “¿Cuál es mi verdadero objetivo?”. Las respuestas a estas preguntas obviamente no son fáciles de encontrar ya que estas implican el cambiar completamente de rumbo.

¿Cómo puedo saber si estoy viviendo una crisis existencial?

Los siguientes síntomas son los más frecuentes en las personas que están atravesando por una crisis existencial:

Dejas de encontrarle sentido a las actividades que antes te causaban motivación

Te sientes aburrido la mayor parte del tiempo

Presentas una sensación de insatisfacción, aunque las cosas estén saliendo bien

Te sientes fuera de lugar, como si fueras otra persona

Sientes la necesidad de darle un giro a tu vida, pero no sabes cómo

Tienes la sensación de has omitido etapas en tu vida o que te faltan cosas por hacer

Cambias de hábitos e intentas cosas nuevas, pero no te satisface

Te sientes cansado emocionalmente

Sientes miedo ante el futuro por no verlo con claridad

Te asaltan las dudas acerca de decisiones que has tomado en el pasado

Sientes que el futuro te da miedo por no poder visualizarlo con claridad

Te cuestionas decisiones que has tomado anteriormente en tu vida acerca de tu trabajo o tu pareja por ejemplo

¿Qué es lo que provoca una crisis existencial?

El que se presente una crisis existencial está relacionado con un proceso de crecimiento que puede llegar en cualquier momento de nuestra vida con excepción de la infancia. Si ponemos atención, nos daremos cuenta que las crisis existenciales llegan en momentos o etapas de cambios significativos como por ejemplo la adolescencia.

También pueden presentarse a causa de factores que funcionen como detonantes, tal vez una situación significativa o que represente mucho estrés y que nos orille a toma de decisiones importantes.

Cada persona es única y no todos vivimos de la misma manera una crisis existencial.

Habrá personas que nunca vivan esta etapa mientras que otras lleguen a estos estados de forma puntual y dentro de un periodo limitando en tiempo y otros la vivan por periodos prolongados y de forma más intensa y desordenada.

En la consulta psicológica, es habitual que conozcamos a personas que no han podido resolver su crisis y que han caído en lo que se conoce como la “triada cognitiva”. Esto significa que el paciente ha desarrollado una percepción negativa sí mismo, de su entorno y de su futuro. La causa pueden ser sentimientos de indefensión, desesperanza o incluso depresión.

Queda claro que resolver una crisis existencial es fundamental. Ante esto, en muchas ocasiones es necesario iniciar un proceso de psicoterapia que nos ayude a darle cauce a estos pensamientos y emociones para transformarlos en el origen de una nueva perspectiva de vida.

Te agradezco cualquier comentario acerca de esta columna y si crees necesitar acompañamiento profesional con respecto a este tema o conoces a alguien que lo necesite, escríbeme un Whatsapp al número 6671313403 en México y visítame en Facebook en: https://www.facebook.com/sensumpsicologiaycrecimiento/

Te dejo un abrazo.

Juan José Díaz / Psicólogo y psicoterapeuta

Comentarios

Otras Noticias