2021 en 2020

“¡Anímate Chuy! Es hora de transformar Sinaloa”, fue el mensaje que apareció al inicio de esta semana cuando menos en un espacio en la capital de Sinaloa, que de inmediato desató las especulaciones. Pero todos se deslindaron.

Quien lo hizo logró su propósito, para bien o para mal. Y eso desató en las siguientes horas hechos más o menos parecidos sin alcanzar el impacto del primero.

La presencia de Gerardo Vargas Landeros en el evento de Morena en Culiacán el martes pasado, donde estuvo la presidenta nacional de ese partido, no es precisamente una casualidad. Tampoco la frase emitida por el ex Secretario General de Gobierno en la Administración de Mario López Valdez: “Nos vemos en el 2021”.

Nada oculto en la visita, dice. Que lo invitaron.

Las mantas también en la capital del estado con el mensaje “Puro Cuén” tampoco parece hecho fortuito, menos parte de una estrategia publicitaria para promover alguna tienda o empresa. Y el Partido Sinaloense, obvio, se deslindó.

El jueves de esta misma semana el priista Aarón Irizar López se reunió con el dirigente estatal del Partido Acción Nacional, Juan Carlos Estrada, y platicaron sobre lo que se viene electoralmente en 2021. Que fue una reunión priva da, dijeron, pero hicieron pública una fotografía compartiendo el pan y la sal.

Que fue una reunión privada, afirmaron, pero lo hicieron en un lugar sumamente concurrido. La intención era enviar un mensaje.

Antes, al final del año pasado, surgieron encuestas, sobre preferencias electorales y punteros de estos a la candidatura a gobernador. De las que seguirán saliendo, y muchas.

La más reciente que consulta sobre aspirantes por partidos que aún no se han formado oficialmente y deja fuera a otros prospectos naturales por partidos debidamente constituidos y con presencia en Sinaloa.

Además, con inconcebibles errores sobre el nombre real de algunos de los evaluados.

Es el inicio.

Ante estos hechos la presidenta del Instituto Estatal Electoral de Sinaloa, Karla Peraza, hizo un llamado a todos los interesados en participar en el proceso electoral del año próximo a abstenerse de realizar actos anticipados de campaña.

No va a pasar absolutamente nada.

¿Enturbia todo esto el ambiente político? No creo, e incluso seguro se presentarán en los próximos meses hechos aún más controvertidos. Es parte del juego.

El problema es que en algún momento quienes intentan así llegar al poder violenten la ley. Porque si la violentan para llegar, seguro la violentarán si llegan.

Comentarios

efficitur. tristique non accumsan justo elementum mi, ante. Aliquam venenatis, risus leo.