2 grandes en lugar pequeño

El lugar más galardonado en estos tiempos muertos de béisbol, sin lugar a dudas es Rio Bravo Coahuila, primeramente fue colocado como el jardinero izquierdo de los 95 años de conmemoración de fundada la liga mexicana de beisbol, luego, vino la elección de quien a juicio de los aficionados que con su voto están dando a el dueño de esa posición a el gran Marcelo Juárez, no fue fácil ni para el cañonero Andres Mora dejar en el camino a quien compitiera por el puesto con el, tampoco para Marcelo Juárez hoy convaleciente en su hogar en Río Bravo dejar en el camino  jugadores de la talla de Daniel Fernández, de el gran coyote del Macapule municipio de Ahome Matías Carrillo Garcia, a otro grande de la pelota en México el de Mexicali B.C. Ramon “diablo·  Montoya y uno de los especialistas en conectar batazos de 3 estaciones como el sonorense Raymundo Torres, en definitiva, ahora si que pueblo chico no fue infierno grande sino pueblo afortunado con grandes estrellas del pasatiempo rey, felicidades a Marcelo Juárez a quien recuerdo con agrado con su estilo inconfundible de buscar los elevados.

El siguiente puesto que se tiene que definir buscando el equipo ideal de todos los tiempos es el de jardinero derecho, sin duda que material hay y de sobra, solo que aqui si que me brinca la vivorita, en ese selecto grupo hay dos en que nos llama la atención, uno, el gigante Al Pinkston que si bien duró muy poco tiempo en el circuito veraniego, sí tuvo en su poder muchos años el récord de más imparables conectados en una temporada, récord que posteriormente otro integrante de los Diablos lo echara a volar e incluso aún vigente como el nativo de la colonia Eureka en Guasave Miguelito Suárez, el zurdo guasavense nada más  y nada menos conectar 225 una temporada es casi imposible para las nuevas generaciones, aquí como todos los puestos si que esta color de hormiga por los personajes convocados dentro de los 5, esta el super elegante Felipe Montemayor, a el gran “ cliper” por siempre la crítica especializada lo ha considerado como el del swing mas elegante de siempre, el regiomontano jugó 12 temporadas con bateo de .293 con 939 imparables, el susodicho Miguel Suárez el rey del imparable participó por 18 temporadas con un fantástico .323 y 2444 imparables, el rayo de Guaymas Luis Arredondo con idéntico .323 y 2815 a tierra de nadie, Epitacio la mala Torres considerado como el brazo más poderoso de su posición, el papa de la Malita jugó por 19 años bateando para .310 con 1831 imparables, pero, lo más extraordinario es que Al Pinkston solo duró 7 temporadas con un grueso .372 con 1204 imparables promediando una con otra temporada nada más  y nada menos que 172 que aquí, en china, corea y donde sea son un titipuchal de imparables, creo será competencia durísima en busca del jardinero derecho ideal.

Hay algunos comentarios medio encontrados por cómo se está conformando el cuerpo técnico de Naranjeros de Hermosillo, creo, y esto respetando el pensar y sentir de todos en el sentido de esto, que no es ninguna regla el que los que comandan los destinos de los clubes tengan que ser producto de la misma organización, es positivo el que siempre un manager para el funcionamiento de un club lo dejen, ya que es su responsabilidad de llevar gentes con quien esté identificado, aquí, siempre a Juan Fco. Rodríguez le hemos conocido como hechura de juan en el arte de ser manager, y qué mejor que lo tenga por un lado, la experiencia de ambos debe de tener resultados positivos para el club que más títulos tienen en la historia (16) de la liga mexicana del pacífico, cierto es que en una organización del tamaño de los capitalinos sonorenses la exigencia es total, de eso debe de estar seguro tanto Chico como el jefe Juan Navarrete, en cuanto a que el Fello Amézaga, por supuesto que nadie nace hecho, nadie nace enseñado y el tener la responsabilidad de dirigir el tráfico por la tercera, con la experiencia de su paso por el béisbol, no creemos tenga problema en hacer bien las cosas, pero como decía mi señor padre, el tiempo es buen amigo y desengaña las cosas, no podemos adelantar vísperas, solo esperar por allá no el 30 de diciembre, a finales de Enero, claro, si hay temporada.

Comentarios