México

¿Vas a rentar una casa? ¡Ojo si no hay contrato, te arriesgas y mucho!

Como dice el dicho “papelito habla” y si no formalizaste nada con el arrendatario, el riesgo de quedar fuera de la casa es alto, muy alto

México.- Al día, son miles de personas las que se encaminan a la búsqueda de un lugar en el cual vivir por cierta temporada, es decir, de renta.

Encontrarla quizá sea fácil, la mayoría que las buscan ya sea por trabajo o estudio, no necesitan grandes espacios, pero cuando son una familia completa las cosas cambian, ya que las necesidades aumentan así como el costo.

Pero bueno, supongamos que ya encontraste el lugar ideal, que está cerca del lugar en donde vas a estudiar o trabajar, de la escuela de tus hijos, etc; ya vieron que el precio era el que se ajusta a tus posibilidades y ahora viene el momento del cierre, es decir, recibir las llaves.

Puede interesarte ¿Hipoteca con el Fovissste? Si cumples estos requisitos pondrás fin a la deuda

Pero ojo, si no hay firma de por medio, si el “papelito que habla”, las cosas pueden ponerse intensas luego de un tiempo ya que al no existir, tu seguridad y el “lugarcito” se puede esfumar o bien, salir más caro con reparaciones, entre otros.

Por ello, aquí van para ti que estás próximo a rentar, algunas recomendaciones que se establecen en el Codigo Civil Federal.

“ El arrendamiento es un contrato de los más comunes, sin embargo, no suele celebrarse de forma escrita como lo establece la Ley, en palabras simples de la interpretación del artículo 2398 del Código Civil Federal: es cuando el dueño de algo (o quien tenga derecho para hacerlo como un usufrutuario o administrador) le permite a otra el usarla a cambio de un pago, generalmente en dinero. Lo cual es solo por un tiempo determinado, por lo que una vez cumplido el tiempo establecido el que paga a quien se conoce como arrendatario debe devolver la cosa al dueño, a quien se conoce como arrendador*

Entre los datos que el contrato de renta debe tener están:
• Nombres del arrendador y arrendatario
• La ubicación del inmueble
• Descripción detallada de la casa, las instalaciones y accesorios con que cuenta para el uso habitacional; así como el estado en el que se encuentran
• El monto de la renta
• La cantidad de los meses de renta del depósito en garantía (de 1 a 3 meses)
• La fecha en la que terminará el contrato (generalmente un año)
• Firma de los interesados

¿Qué clausulas adicionales puede contener el contrato?
o Reparaciones y mantenimiento: ¡uién se hace cargo económicamente de los desperfectos. Con esto evitas que el arrendador se quiera “safar” de reparar ciertos despertectos, que de lo contrario, deberás pagar tu y no precisamente a cuenta de renta. .
o Permiso para mascotas: Importantísimo, ya que si no viene estipulado en el contrato o bien, no firmaron contrato, el arrendador puede pedir que tú y tu mascosa se vayan.
o Modificaciones: Si quieres hacer reformas sin verte envuelto en problemas, lo primero que debes hacer es asegurarte de que esté incluido este artículo en el contrato.

o Número de habitantes: Si piensas compartir piso con un número elevado de personas, comprueba que figure esta cláusula en el contrato.
o Pago de suministros: Al rentar una propiedad, en muchos conjuntos habitacionales pueden solicitarte una cuota por el mantenimiento de los suministros. Si no está adjunta al arrendamiento, pregúntale al dueño si los servicios públicos deberán correr por tu cuenta.
o El inquilino termina el contrato: Existe la posibilidad de rescindir el contrato si el inquilino así lo desea, pero en ese caso deberá avisar al propietario con 30 días de antelación por medio de un escrito. Además, deberá cubrir una cuota de condonación por la cancelación del convenio. Si la suspensión se hace durante el primer año de renta, deberá pagar dos meses de alquiler. Si esa decisión se toma durante el segundo año, tendrá que cubrir lo equivalente a una mensualidad.
o El arrendador termina el contrato: La única forma en que un arrendador puede desalojar a un arrendatario es al término de su contrato. Si el dueño de la propiedad decide no renovar la duración, el arrendatario deberá recibir una notificación 30 días antes de que acabe el convenio, así el inquilino podrá buscar otra propiedad.
o Tener un aval: En algunos casos se le puede solicitar al inquilino un aval. Esta cláusula establece que el arrendatario debe tener una persona que responda económicamente por él.
o Póliza de Renta/Seguro Jurídico: Cláusula que utilizan los propietarios cuando los inquilinos no quieren desocupar el inmueble. Este seguro cubre todos los gastos legales que surgen cuando expresan no querer dejar la casa. La aseguradora cubre los costos generados entre el arrendador y el arrendatario.
o Renovación del Contrato: Este punto estipula el tiempo en que se hará la renovación del contrato y las condiciones en las que se establecerán las nuevas tarifas de arrendamiento.

Recuerda que las palabras se las lleva el viento, y en asuntos de casa lo mejor es una firma que garantice tus derechos y obligaciones y así todos en paz.

Fuente: Línea Directa

Comentarios

in consequat. ut non venenatis, sed