México

¡Llevó su labor de médico a otro nivel! Dejó su propia enfermedad de lado para salvar la vida de otro hombre

Sin importarle su propio padecimiento, el doctor Miguel Ángel Arteaga con todo y bata de paciente y canalizaciones, se levantó de su cama para salvar la vida de un hombre

¡Llevó su labor de médico a otro nivel! Dejó su propia enfermedad de lado para salvar la vida de otro hombre (cortesía)

¡Llevó su labor de médico a otro nivel! Dejó su propia enfermedad de lado para salvar la vida de otro hombre (cortesía)

México.- La profesión médica implica un gran amor a la vida, empatía con la salud y problemas de las personas que recurren a ellos, y un humanismo más allá de juramentos; y así lo demostró el doctor Miguel Ángel Arteaga, que a pesar a quien la vocación lo llevó a olvidarse de sí mismo por el deber de salvar la vida de alguien más.

Su nombre ha inundado las redes sociales, medios nacionales e internacionales dan muestra de su hazaña, que como el ha comentado, “no es por heroísmo, sino por humanismo”.

Miguel Ángel Arteaga, es un médico traumatólogo ortopedista del Hospital General de Pemex, en Paraíso, Tabasco, y su ya conocida labor se hizo aún más popular, por ser quien prácticamente “brincó de su cama” para ayudar a un marino que necesitaba atención médica urgente.

Y es que al hospital en donde el médico se encontraba convaleciente por alta presión, dolor de cabeza y mareos, llegó uno de los marinos trabajadores de la refinería Dos Bocas quien había sufrido un accidente que le ocasionaba importante pérdida de sangre, y a quien solo una intervención quirúrgica podría salvarle la vida.

“Como un milagro” y llamado por su vocación, Arteaga se levantó de la cama al saber la urgencia y olvidando su propio padecimiento, se dispuso a prepararse y a operar al soldado.

Las imágenes del momento en el que el médico está operando, aun con su bata de paciente, cintas de identificación en muñecas y banditas en donde tuvo sus canalizaciones, fueron captadas por el personal de apoyo durante la intervención.

No cabe duda que cuando se nace para ser médico, de los reales, de los que dan su vida por los demás, no hay poder humano que los detenga de cumplir su misión, incluso, ni la propia enfermedad.

TE PUEDE INTERESAR: Emite el IMSS información importante sobre servicios funerales

* JE*

Fuente: Línea Directa

Comentarios