Internacional

¿Lavado de cerebro? Descubren el mejor momento para ‘limpiarlo’

Una nueva investigación publicada por la revista Science explica a detalle este proceso de ‘autolimpieza’ cerebral

El lavado de cerebro es el proceso con el cual el LCR limpia al órgano (Ilustración)

El lavado de cerebro es el proceso con el cual el LCR limpia al órgano (Ilustración)

México.- El cuerpo humano nunca dejará de dar sorpresas en el campo de la ciencia y para muestra este descubrimiento.

Previos estudios demostraron que el líquido cefalorraquídeo (LCR) que está en el cerebro y médula espinal, puede eliminar residuos tóxicos en un cerebro sano.

Lo que no se sabía era cuando tiene un mejor funcionamiento este procedimiento.

Te puede interesar: Tres ‘pequeñas’ acciones que pueden desencadenar un derrame cerebral

Una nueva investigación publicada por la revista Science explica más a detalle este proceso de ‘autolimpieza’ cerebral.

Científicos de la Universidad de Boston, bajo el liderazgo de Laura Lewis, monitorearon a 13 personas durante el sueño para estudiar la relación del flujo del LCR en este periodo de descanso y el flujo sanguíneo cerebral.

Durante el análisis encontraron que poderosas ondas de líquido cefalorraquídeo, comparadas con tsunamis, se registraron cada 20 segundos.

Lee también: ¡Aguas! Por largas sesiones de videojuegos, un adolescente murió de un derrame cerebral

“Hemos descubierto qué hay ondas realmente grandes de LCR que aparecen en el cerebro solo durante el sueño” explicó Lewis.

Los voluntarios estaban siendo monitoreados mediante encefalogramas a la hora del sueño y con ello se pudo determinar las etapas del descanso de cada uno, gracias a las corrientes eléctricas medidas.

Al mismo tiempo fueron escaneados en máquinas de resonancia magnética para medir los niveles de oxígeno en la sangre del cerebro y la cantidad de líquido que fluía.

Te puede interesar: Hoy es #DíaMundialDeLaSaludMental… tú ¿cómo la cuidas?

Estas mediciones llevaron a la conclusión de que en la fase no REM del sueño profundo, en la que se forman y retienen recuerdos, es cuando los ‘tsunamis’ de LCR lavan al cerebro.

En esta etapa del descanso ‘se callan’ las neuronas, por lo que no requieren de tanto oxigenación como al estar despierto o en movimiento.

Lo que provoca que el flujo sanguíneo sea menor, reduciendo el volumen del cerebro, dejando entrar más líquido cefalorraquídeo a dicho espacio.

Este descubrimiento puede ser de gran utilidad para el estudio de enfermedades cerebrales o neurológicas, por ejemplo el Alzheimer y Párkinson.

“Estamos interesados en lo que significa para mantener la salud del cerebro, especialmente en transitorios como el mal del Alzheimer”, indicó la especialista.

Lee también: Fotos: Sin ser especialistas, NASA los contrató e hicieron el trabajo ‘con los ojos cerrados’

Fuente: Línea Directa

Comentarios

mi, ipsum dictum Praesent consequat. sed ipsum suscipit