México

Intoxicación por ciguatera… cuando el placer de comer mariscos es mortal

La vigilancia de los alimentos que se llevan a nuestra boca debe ser muy bien controlada, ya que de ello depende nuestra salud, y vida

Intoxicación por ciguatera

Intoxicación por ciguatera

México.- Es domingo, el día especial para un ceviche, unos camarones ahogados, frescos, recién salidos del mar y que nos recuerden las olas, la necesidad de salir a mar en tiempos de COVID-19; pero ojo, el deleite y el exótico sabor de los mariscos puede tornarse letal.

Es la intoxicación por ciguatera, esa toxina producida en pequeñas cantidades por ciertas algas y organismos similares a las algas denominados dinoflagelados

Esta toxina se desprende de los peces pequeños que comen las algas y resultan contaminados. Si un pez más grande come muchos peces pequeños contaminados, el tóxico se puede acumular a niveles peligrosos, lo cual puede hacer que te enfermes si consumes dicho pescado o marisco.

La ciguatoxina es “termoestable”. Esto significa que, sin importar lo bien que se cocine el pescado, si está contaminado, usted resultará intoxicado, indica MedlinePLus.

Así que antes de llevarte a tu paladar un marisco contaminado con la toxina de la ciguatera, pon mucha, y de verdad mucha atención a las siguientes recomendaciones.

1.- Comprar mariscos y pescados solo en lugares autorizados.
2.- Lavarse las manos siempre antes de cocinar, especialmente después de manipular mariscos crudos.
3.- No consumir ningún tipo de marisco crudo o mal cocido.
4.- Hervir los mariscos durante 15 minutos.
5.- Evitar la contaminación cruzada. Esta contaminación se puede producir en mesas de cocina. Además, puede afectar a cualquier alimento, como verduras crudas o cocidas, que tenga contacto con mariscos contaminados o sus residuos (conchas, agua usada en su limpieza u otros).
6.- Limpiar siempre las mesas donde se manipulan y preparan los alimentos.
7.- Mantener la cadena de frío de los alimentos.
8.- Enfriar rápidamente y refrigerar los productos del mar luego de ser cocidos, si no son consumidos inmediatamente.
9.- No consumir mariscos cuyo origen sea desconocido.
10.- Recuerda que el jugo de limón no destruye las posibles bacterias que haya en algún marisco.

Ahora bien, si presentas alguno de estos síntomas, es importante y urgente que acudas al médico ya que pudiste ser afectado por la toxina de los mariscos contaminados.

Los síntomas de la intoxicación por mariscos pueden presentarse desde dos y hasta 12 horas después de comerlos:

-Cólicos abdominales.
-Diarrea (intensa y acuosa).
-Náuseas y vómitos.
-Disminución del apetito y malestar general.

Las cosas se complicarán aun más cuando ingeriste alcohol, así que no lo pienses mucho y a correr al médico para prevenir daños mayores en tu salud.

Recuerda que el deleite de unos ricos mariscos debe ser para disfrutar, no para llorar, así que cuida lo que lleves a tu boca y protege a tu organismo.

Fuente: Línea Directa

Comentarios

amet, Aenean mattis Sed efficitur. risus sit diam ut