México

Hermano de García Harfuch también fue víctima de un ataque; fue acribillado en 2011

Javier García, fue acribillado por un grupo de sicarios en la ciudad de Guadalajara, Jalisco hace 9 años

Hermano de Omar García Harfuch fue asesinado en 2011 (Cortesía)

Hermano de Omar García Harfuch fue asesinado en 2011 (Cortesía)

México.- Medios nacionales han revelado que en septiembre de 2011, el medio hermano del secretario de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, Omar García Harfuch, también fue víctima de un atentado, sin embargo, desafortunadamente, él no pudo sobrevivir al ataque.

Javier García Morales, fue acribillado en la ciudad de Guadalajara, Jalisco hace 9 años.

De acuerdo a los reportes, el hijo del político priista Javier García Paniagua, fue ejecutado cuando descendía de su camioneta; se aproximaba a un restaurante y fue en la banqueta del lugar donde fue asesinado por dos hombres que ya lo estaban esperando momentos antes.

Una vez consumado el ataque contra el hermano de García Harfuch, quien tenía 58 años de edad, los agresores huyeron a bordo de una motocicleta.
García Morales se desempeñó como secretario general adjunto del PRI a nivel nacional en el 2004 y era considerado como un gran benefactor en la comunidad de Tepames, en el estado de Colima.

Puedes leer también: ‘Fuimos cobardemente atacados por el CJNG’, confirma García Harfuch

Su padre, Javier García Paniagua, ese desempeñó como senador en el sexenio de Luis Echeverría, secretario de la Reforma Agraria y del Trabajo y Previsión social. Además, fue aspirante a la Presidencia de la República en 1981, siendo Miguel de la Madrid el elegido por el PRI.

Tres muertos tras atentado a García Harfuch; dos escoltas y una mujer que pasaba en su vehículo

De igual manera, fungió como director dude la extinta Dirección Federal de Seguridad, organismo dependiente de la Secretaría de Gobernación.
Mientras que su abuelo, Marcelo García Barragán fue gobernador de Jalisco y secretario de la Defensa Nacional en el sexenio de Gustavo Díaz Ordaz.

Fuente: ContraRéplica

Comentarios