México

Glaucoma, el padecimiento que va de la luz a la oscuridad

México.- Este 12 de marzo se celebra el Día Mundial del Glaucoma, una enfermedad que pasa de la luz, a la oscuridad. El glaucoma es una enfermedad del ojo que le roba la visión de manera gradual. Por lo general no presenta síntomas y puede resultar en la pérdida de la visión de manera repentina. […]

México.- Este 12 de marzo se celebra el Día Mundial del Glaucoma, una enfermedad que pasa de la luz, a la oscuridad.

El glaucoma es una enfermedad del ojo que le roba la visión de manera gradual. Por lo general no presenta síntomas y puede resultar en la pérdida de la visión de manera repentina.

Si un tratamiento apropiado, el glaucoma puede llevar a la ceguera, sin embargo hay buenas noticias, con exámenes oftalmológicos periódicos, la detección temprana y el tratamiento puede preservarse la vista.

¿El glaucoma tiene síntomas?

En la forma más común del glaucoma, la acumulación de la presión del fluido ocurre lentamente. Con frecuencia, no hay síntomas molestos o dolorosos. En las variedades menos frecuentes de glaucoma los síntomas pueden ser más severos, e incluye los siguientes:

-Visión borrosa

-Dolor de ojos y de cabeza

-Náuseas y vómito

-La aparición de halos color arcoiris alrededor de las luces brillantes

-Pérdida repentina de la visión

Un padecimiento que puede afectar a todos

El glaucoma puede afectar a las personas de todas las edades, desde los bebés hasta los adultos mayores. Aunque todos estamos a riesgo, las personas con mayor riesgo para el glaucoma son los mayores de 60 años, los parientes de personas con glaucoma, las personas de ascendencia africana, los diabéticos, los que usan esteroides de manera prolongada y las personas con presión intraocular elevada (hipertensos oculares).

Los médicos recomiendan que la revisión para glaucoma constituya parte de los exámenes oculares de rutina en niños, adolescentes y adultos.

Todas las personas deben hacerse exámenes integrales para despistaje de glaucoma alrededor de los 40 años, posteriormente cada dos o cuatro años. Si usted posee mayor riesgo para desarrollar la enfermedad, debe hacerse el examen cada uno o dos años a partir de los 35 años de edad.

La pérdida de visión causada por el glaucoma es irreversible, pero si se detecta a tiempo y se sigue un tratamiento con cuidado y constancia, se puede conservar la visión. Por lo general, el glaucoma se puede controlar con medicamentos o cirugía. Si se le diagnostica esta enfermedad, es importante que siga un plan de tratamiento sin faltas.

Acude a tu médico y evita problemas irreversibles.

Fuente: www.glaucoma.org

Fuente: Línea Directa

Comentarios