Economía

¿Esperando el aguinaldo con ansias? ¡Esto debe interesarte!

Si aun no sabes como organizarlo, primero define, luego sujétate para que no sientas culpa de haberlo tenido y no haberlo visto

México.- Muchos trabajadores y pensionados ya recibieron el “bendito” dinero que corresponde al pago del aguinaldo 2020; a muchos llegó y ya lo tenían dado, otros no duraron con él ni 24 horas cuando ya se lo gastaron, y otros aun esperan que este aplique antes del 20 de noviembre.

Por ello, y si no quieres ser de los que lo tuvieron y lo dejaron ir, o que pasó sin sentirlo, aquí te damos siete sugerencias de cómo hacer que esta bendita prestación “deje huella” y que no pase como si nunca hubiera existido.

Bájale a las deudas: Lo primero que debemos hacer es revisar nuestras deudas. Si podemos reducir alguna deuda o crédito (la que genere mayor interés), debemos poner nuestra atención y dinero.

Si reservas el 40% de tu aguinaldo en las siguientes recomendaciones, ten por seguro que sentirás que no todo está perdido

Mantenimiento vehicular No es necesario que el coche te deje tirado para ponerle atención. Revisa qué tipo de mantenimiento preventivo puede aplicar con tu vehículo.

Arregla tu casita: La misma idea que el punto anterior, pero aplicado a la casa. Tal vez la regadera ya no tiene la misma presión, una llave empieza a gotear, el impermeabilizante, las tuberías o el aire acondicionado necesita mantenimiento, etc. Realmente la lista de mejoras que podemos hacer en casa es extensa, no debemos ignorarlas.

Gastos anuales: Aunque a veces lo olvidamos, todos tenemos gastos anuales que de repente desbalancean. Puedes gastar parte de tu aguinaldo en el pago de tenencia, el predial, los seguros médicos o de bienes, alguna membresía, incluso en la anualidad de un gimnasio, una tarjeta de crédito o servicio que utilizas normalmente.

Checa tu salud: Aprovecha para hacerte estudios específicos o chequeos generales que hayas postergado por falta de dinero. La salud es muy importante y es un gasto que puedes deducir de tus impuestos. Nada cómo empezar el año con todo en orden. ¡No olvides considerar visitas al veterinario para tus mascotas!

Gastos disfrazados de inversiones: Si ya tenías pensado gastar en una computadora, cámara profesional o cualquier herramienta de trabajo, ahora es cuando tienes un dinerito extra para hacerlo. Lo importante es que no te engañes, si no es algo productivo que te permita trabajar y generar más dinero, entonces no es una inversión real.

Educación: Muchas veces queremos comprar algún libro o tomar algún curso pero no podemos porque se sale de nuestro presupuesto mensual…pues ahora es cuando podemos darnos algunos pequeños lujos que sigan contribuyendo a nuestra educación.

Pensiones: Puedes ayudar a tus papás a solventar sus gastos diarios, sobre todo si ya están en una edad avanzada y sus fuentes de ingreso son limitadas. Al igual que consideras el mantenimiento de tu casa o coche o las visitas al médico, puedes considerar hacer estos gastos para ellos. O bien, si ya está madurito, abónale a tu ahorro para el retiro para que cuando te pensiones o jubiles, tengas tu “guardadito” extra.

Así que organiza, prepara y sé disciplinado, ya que cuando hay dinero, es muy fácil irse de paso y comprar cosas que jamás, pero jamás usarás.

Advertisement

Fuente: Línea Directa

Comentarios

suscipit massa ut diam neque. quis, Aliquam accumsan sem, mattis luctus