México

¡El que quiere puede! Abuelita de 68 años se aplica para guiar a su nieta en regreso a clases virtual

“Para mí fue dificil terminar la escuela, no tuvimos condiciones, ni maestro de planta, mucho menos la tecnología, con todo esto ¿cómo no ayudar a los niños?, dice abuelita sinaloense que aprende junto con su nieta en este regreso a clases

Sinaloa.- Lupita sabe que si no es ella, nadie más atenderá a su nieta de 8 años a llevar sus clases como “Dios manda” en este ciclo a distancia de la SEP.

Su hija, madre de su nieta Sofía, falleció hace año y medio, el padre debe trabajar para mantener al hogar, por lo que Lupita inició desde el fin del pasado ciclo, una cruzada por mantener a su nietecita puntual en clases que en este nuevo periodo, siguen en línea con apoyo de su maestra.

Te puede interesar: ¡Que no se te pase! ¿Dudas sobre canales y horarios del Aprende en Casa II? ¡Aquí los tienes!

El proceso no ha sido fácil, pero más allá de verlo como algo complicado, Lupita ve esta oportunidad para reaprender, para actualizarse y ser una verdadera guía para su nieta que la necesita más que nunca, y por quién ha aprendido a usar un celular, el zoom y estudiar materias que hace muchos años cursó durante su primaria, hace más de 60 años.

“Veo mucha desesperación de madres más jóvenes, incluso algunas han comentado que es muy complicado para ellas todo esto de la tecnología; pero el que quiere puede, yo me he puesto a estudiar cómo usar el teléfono no solo para hablar, también para activar videollamadas; el Zoom, no sabía ni que era eso, pero en Google todo sale y me puse a investigar y con ayuda de mis hijos y nietos más grandes he aprendido cómo activar el video para hablar con la maestra de mi nieta y que me oriente de lo que se debe hacer”, comenta la abuelita de 68 años de edad.

Lupita pensó en algún momento que su edad le impediría estar a la altura de este reto, pero para su sorpresa, hoy está muy motivada, activa y deseosa de que las clases se activen para estar junto con su nieta, la pequeña aprendiendo y ella reaprendiendo con las clases a distancia.

“Esta es una de las oportunidades más grandes de mi vida, siento que cuando todo esto pase yo estaré más actualizada, más lista para ayudar a mi niña, más educada, y me deberían dar al final también mi boleta de calificaciones porque sé que hoy más que nunca estar uno con sus hijos es lo mejor, nos acerca más y creamos un mejor vínculo; ellos deben saber que estamos preocupados y ocupados por su educación en todo momento”, externó.

La abuelita que ha aprendido desde cómo usar la tecnología, a recordar materias que cursó hace más de seis décadas, también estableció su rol de trabajo y aunque reconoce que ella no tiene el problema de salir a trabajar porque ya es pensionada, pide a los padres y madres que traten de organizar sus tiempos, o que encarguen a sus hijos a personas que puedan ayudarlos porque de esto depende el presente de México y la educación de los pequeños.

Sé que hay mamás que deben salir a trabajar si no no tienen dinero para pagar su alimentación, o las medicinas de sus hijos, pero por favor, que no vean la educación de los niños como una carga, que se organicen, que no digan que esto es complicado, porque míreme, yo he podido superar la barrera de la tecnología, ¿cómo no lo hará alguien más joven?”, externó.

Invita a los padres y madres a no claudicar en este proceso, a ser conscientes de que este es un momento importante, que lo vean como una oportunidad para aprender, para sentirse cercanos a sus hijos, quienes lo merecen todo, más aun nuestro tiempo, atención y dedicación.

Fuente: Línea Directa

Comentarios

accumsan nec commodo venenatis, risus elit. vel, massa mattis id,