CRYSTAL

¿Qué culpa tenía el muñeco? Lo aseguran por lo que llevaba en su interior ¿Qué era?

Intentaban enviarlo a Estados Unidos, pero a Layla algo no le olió bien y de inmediato lo señaló; el muñeco fue asegurado junto con el crystal que llevaba en su “pancita” 

¿Qué culpa tenía el muñeco? Lo aseguran por lo que llevaba en su interior ¿Qué era?Créditos: Twitter
Escrito en MÉXICO el

Da click aquí y encuentra más información de Línea Directa Portal en nuestra página de Google News

México.- Tierno y suavecito por fuera, pero por dentro, un cargamento peligroso pretendía ser enviado a Estados Unidos en un monito de peluche que fue señalado por un binomio de la Guardia Nacional y que rápidamente se aseguró por los elementos. 

Y es que el muñeco de peluche ocultaba aparente crystal, fue detectado y asegurado antes de ser enviado desde una empresa de mensajería y paquetería en Jalisco, a la ciudad de Philadelphia, Pensilvania en Estados Unidos.    

El hallazgo se realizó cuando guardias nacionales, acompañados de un ejemplar canino, previa autorización, ingresaron a las instalaciones de la empresa privada durante un recorrido preventivo en busca de sustancias ilícitas y armas de fuego.

Fue ahí que el binomio llamado “Layla”, hizo el descubrimiento cuando rastreaba diversos paquetes que se encontraban en los patios de distribución en espera de salir a sus destinos; una caja de cartón, color rojo, llamó la atención de la perrita, quien presentó una alerta, seguida de una indicación alusiva de un posible positivo a algún objeto o sustancia ilícita.

Al abrir el paquete había un muñeco de peluche en forma de elefante, que ocultaba polvo granulado compacto con las características propias de la droga conocida como crystal; el aparente narcótico fue asegurado y quedó a disposición de las autoridades ministeriales en la entidad, donde se determinará con exactitud el tipo de estupefaciente y su peso.

Y mientras el tierno pero peligroso mono de peluche quedó en resguardo, los verdaderos culpables seguirán libres, eso sí, la droga no llegó a su destino y gracias a Layla, muchos se privarán de su uso en Estados Unidos.