ORACION

¿Aún no quitas el árbol de Navidad? La Arquidiócesis de México pide esta oración al hacerlo

Es una forma de agradecer por el acompañamiento para vivir el Adviento y el tiempo de Navidad y encomendarse para el resto del año

Escrito en MÉXICO el

Da click aquí y encuentra más información de Línea Directa Portal en nuestra página de Google News
 

México.- En muchos hogares de México el arbolito de Navidad, el nacimiento y demás adornos, esos que dieron brillo y calidez a las fiestas por el Nacimiento de Dios, ya fueron retirados, pero en otros, aún siguen iluminando y no quieren retirarlos. 

Sin embargo el tiempo para quitarlos ya llegó, por lo que la Arquidiócesis Primada de México pide a los feligreses hacerlo de la mejor manera, con una oración con la que se de gracias por el acompañamiento a vivir el Adviento y el tiempo de Navidad, así como para encomendarse el resto del año. 

Por ello, en sus plataformas sociales la Arquidiócesis pide a quienes aún no realizan el retiro de los adornos navideños, a que lo hagan con una horación muy sencilla y rápida, en donde se muestre el agradecimiento y el amor, tras una de las fechas más significativas, el nacimiento de Dios. 

“Señor Jesús, después de adornar nuestros hogares con luces de colores y diversos objetos que nos recuerdan la alegría de tu nacimiento, ha llegado el momento de guardarlos. Y lo hacemos llenos de esperanza de que el próximo año, al sacarlos de nuevo de sus cajas, vuélvanse a llenar de paz y ternura el tiempo de la Navidad. Mientras tanto, danos la fuerza y valentía para vivir tu palabra y comunicar a todos que tú estás con nosotros siempre, sin importar el tiempo ni las circunstancias. Amén”. 

 

Las siguientes celebraciones en el año litúrgico de la Iglesia Católica, marca la Cuaresma que comprende días de preparación para la Pascua de Resurrección, que aunque tradicionalmente han sido cuarenta, las reformas posteriores han hecho cambiar; actualmente empieza el Miércoles de Ceniza y termina al comenzar la Misa de la Cena del Señor en las primeras horas de la tarde del Jueves Santo, totalizando 43 días y medio.

Posteriormente llega la Semana Santa, días en los que se celebra la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús. Es la celebración más importante del año litúrgico. Comienza con el Domingo de Ramos y finaliza con el Domingo de Pascua o Resurrección.