CLIMA

"La era de los combustibles fósiles ha terminado”: Xiye Bastida, la activista otomí que regañó a los líderes mundiales

Xiye Bastida fue felicitada en redes sociales por su representación de México en la Cumbre Internacional sobre el Cambio Climático ya que la del presidente tuvo falta de coraje

"La era de los combustibles fósiles ha terminado”: Xiye Bastida, la activista otomí que regañó a los líderes mundiales
Por
Escrito en MÉXICO el

Ante un total de 40 líderes mundiales, entre los que se encontraban el presidente ruso Vladimir Putin, o el mandatario chino, Xi Jinping, la adolescente alzó la voz, y acusó a los gobernantes de “perpetuar y defender los dañinos sistemas del colonialismo, la opresión y el capitalismo”. Además, les pidió aceptar que la era de los combustibles fósiles “ya terminó”, y que es el momento de emprender una transición global hacia las energías renovables.

Debes leer: TikTok lleno de porno y violencia extrema: #NoBusquesEsto

Su intervención se convirtió en uno de los momentos más emotivos de la cita. El mundo aplaudió su coraje, su madurez, y su oratoria.

De igual manera les pidió que dejen de organizar cumbres de algo que ya se ha hablado y que en lugar de eso se implementen las acciones que se mencionan en estas. Además de no dejar de lado a las comunidades indígenas y oprimidas que están en constante lucha contra el cambio climático.

La activista compartió su participación en su cuenta de Twitter y en este mostró su orgullo por participar y representar a México mencionando que este sirvió de complemento ya que el discurso de Andrés Manuel López Obrador “se quedó corto en ambición”.

Xiye Bastida nació en Atlacomulco, Estado de México, y sus padres también son ambientalistas. La joven y su familia se mudaron a Nueva York, Estados Unidos, después de que las inundaciones extremas azotaran su ciudad natal en 2015, después de tres años de sequía.

Xiye comenzó su activismo con un club ambiental, el cual protestó en Albany y en el ayuntamiento de Nueva York; ahí, presionó a favor de la Ley de Protección de Líderes de la Comunidad y el Clima y de la Ley de Edificios Sucios.

En esa época comenzó a escuchar de Greta Thunberg y simpatizó con las causas que la joven sueca perseguía.