AHORRO

¡Recuerda que aún no hay subsidio! SI ya prendes el minisplit en tu casa, checa estos consejos para que no te llegue cargado el recibo de la CFE

Las temperaturas han iniciado a elevarse en el país y con ello los aparatos de refrigeración, así que toma en cuenta estos tips, tu bolsillo te lo agradecerá

¡Recuerda que aún no hay subsidio! SI ya prendes el minisplit en tu casa, checa estos consejos para que no te llegue cargado el recibo de la CFE (cortesía)
Por
Escrito en MÉXICO el

México.- Ante la alza de temperaturas que ya se siente en todo el país, en mucho hogares mexicanos ya se usa el prender un rato el aire acondicionado o minisplit para refrescar un poco el ambiente, pero es bien sabido que este tipo de aparatos incrementan el consumo de energía eléctrica, lo cual pone a temblar a las familias ante la llegada del recibo de la CFE.

Si bien es cierto el usar el minisplit es una necesidad ya que la temperaturas en algunas entidades van desde los 35 a los 50 grados centígrados, un ambiente muy caluroso y soleado, que no solo incrementa el riesgo de enfermedades, sino de incremento en gasto de energía eléctrica ante el uso de aparatos de refrigeración.

Y si ya te diste cuenta que el abanico no abastece, y haz tenido que usar el aire acondicionado, tienes que tomar en cuenta estos consejos que te ayudaran a reducir el consumo de energía eléctrica hasta un 30 por ciento:

  • Durante la instalación, no hay que fijarse sólo en la estática. Tanto la unidad interna como la externa deben situarse en la parte de la casa (o la sala) en donde menos les del sol
  • Si no hay nadie en la habitación apagar el aire acondicionado, o activar el modo ahorro
  • La temperatura ideal varía entre los 22 y 25 grados, en función de las personas. En verano, en zonas de mucho calor no conviene bajarlo de 25 grados, porque no es bueno para el cuerpo que haya mucha diferencia con respecto al exterior.
  • Como más humedad haya, más hay que bajar la temperatura. En equipos con control de humedad, debe mantenerse entre el 40 y el 60% con respecto al aire.
  • Cada grado que bajes la temperatura supone un 8% más en la factura de la luz
  • Es importante que el sistema de aire acondicionado esté limpio, sobre todo los filtros. Si no filtran bien consumirá más. Limpia los filtros al menos una vez al mes
  • Si el aire acondicionado no tiene termostato o es muy básico, intenta instalar uno más avanzado con programación según las horas del día, modo noche, etc.
  • Poner una temperatura inferior a la que quieres no hará que la sala se enfríe más rápido, pero sí consumirá más. Programa siempre la temperatura correcta
  • Si aíslas la sala del calor (pon toldos, cierra las persianas y las cortinas) el aire acondicionado trabajará y gastará menos
  • No abras puertas y ventanas de la sala refrigerada para enfriar otras habitaciones sin aire acondicionado. No conseguirás el efecto deseado y gastarás mucho más
  • Cuando el aire esté encendido, cierra puertas y ventanas de la sala para que climatice mejor
  • En verano ventila la casa al amanecer o por la noche, en las horas de menos calor
  • Utiliza los electrodomésticos que producen calor (el horno, la plancha, el ordenador) en las horas menos calurosas del día
  • Si pones el aire acondicionado mientras usas el horno, el lavavajillas o el microondas y nunca se va la luz, quizá tengas más potencia contratada de la que necesitas. Reducirla puede suponer hasta un 30% de ahorro en la factura.
  •  

Seguramente poniendo en práctica estos consejos podrás ahorrar energía eléctrica de manera mensual,  de igual forma recuérdales a los miembros  de tu familia que el subsidio a la tarifa de energía eléctrica iniciará a partir del mes de mayo.

 TE PUEDE INTERESAR: ¿Necesitas cancelar el contrato del servicio de luz? Esto es lo deberás hacer ante la CFE