DELINCUENCIA

¡Pesadilla! Escuela ganó "rifa" del avión presidencial, pero vive un calvario por un grupo criminal

El sorteo fue anunciado por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien quiso rifar el avión presidencial de su antecesor; se llevó a cabo el pasado 15 de septiembre de 2020

Escuela ganó "rifa" del avión presidencial, vive un calvario.¡Pesadilla! Por un grupo criminalCréditos: Archivo Línea Directa
Escrito en MÉXICO el

Da click aquí y encuentra más información de Línea Directa Portal en nuestra página de Google News

Chiapas.- Lo que en un principio todo era felicidad, porque parte del premio mayor del avión presidencial había caído en un pequeño pueblito de Chiapas para mejor sus vidas, sin embargo, se convirtió en un calvario.

Todo comenzó cuando la escuela de preescolar José María Morelos y Pavón, del municipio de Ocosingo, Chiapas, ganó el 15 de septiembre del año pasado, 20 millones de pesos en el sorteo de la Lotería Nacional, equivalentes a una parte de la aeronave que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha intentado vender.

Sin embargo, aseguran que poco después de notificarles y hacerse público el que habían salido ganadores comenzaron a recibir amenazas por parte de un grupo armado llamados "Los Petules".

Al menos 28 familias indígenas de Ocosingo, Chiapas, fueron desplazadas por este grupo criminal al negarse a comprarles armas de alto calibre, para ellos, con el dinero que ganaron en la rifa.

Una de las personas desplazadas señaló, para medio locales, que en el mes de enero se intensificaron las agresiones, pero para el mes de marzo intentaron asesinar a un agente para que les entregaran el dinero del premio.

Pero la cosa se puso más fea y subió de tono en el mes de octubre, cuando fueron agredidos tanto mujeres como niños y ancianos de esa comunidad, es por ello que tuvieron que irse para salvaguardar sus vidas.

"Perdimos más de 250 cabezas de ganado, casas, refrigeradores, cosechas de maíz, frijol y animales de corral y no quitaron la tarjeta de banco perdiendo derecho a todos los beneficios del Gobierno", comentó el portavoz.

Los habitantes del poblado ya pusieron una denuncia ante la Fiscalía de Justicia Indígena de Chiapas y el Gobierno del Estado; pero aseguran que no hay avances y piden que intervenga el Gobernador del Estado y el Presidente de la República.

Las familias desplazadas aseguran que hasta que no les pongan un alto y el grupo no sea desarmado ellos no podrán volver a sus hogares, pues temen por su seguridad; llevan un mes fuera de sus casas en diferentes lugares y temen que puedan ser localizados por los delincuentes.