Internacional

Teorías sobre una misteriosa radio que transmite desde 1976 y no la manejan personas

El último sonido fue el 2 de septiembre de 2010 cuando se oyó un fragmento de la sinfonía del Lago de los Cisnes de Tchaikovsky y una voz femenina recitando números del 1 al 9.

Estados Unidos.- Existe una frecuencia de radio, la 4.625kHz que es un verdadero misterio pues han pasado más de 40 años desde que se detectó por primera vez un zumbido que se repetía 30 veces por minuto, todas las horas del día y durante todo el año y hasta ahora se desconoce cuál es el origen de esta onda radial.

Desde 1976 cuando apareció por primera vez esta señal, después de que alguien sintonizara la frecuencia de onda corta, la señal comenzó a ser investigada.

La emisora que transmitía un agudo pitido cambió a comienzos de 1990, cuando en vez de un pitido, comenzó a sonar un zumbido de 0.8 segundos de duración.

Este nuevo sonido se transmitía unas 21 o 34 veces por minuto, durante el último minuto de cada hora.

El 16 de febrero de 2003, el sonido cambió, alargando la duración de sus tonos, que pasaron a ser mucho más agudos.

Pese a estudios hasta ahora nadie sabe de dónde proviene la señal y cuál es su objetivo dentro de las emisoras pues se oyen zumbidos y algunas voces lejanas pero continúa transmitiendo todo el día con una potencia aproximada de 10 kW.

Primero se pensó que era una frecuencia rusa pues el 3 de noviembre de 2001, se pudo escuchar una conversación en ese idioma, y se escuchó lejanamente:

“Soy el 143. No recibo el oscilador”; “esto es lo que la sala de operaciones está enviando”.

Desde que se comenzó a monitorear esta frecuencia, los mensajes recibidos de humanos rusos, son tres o cuatro. Hasta se pudo escuchar la voz de una mujer diciendo: “Ya UVB-76. 18008. BROMAL: Boris, Roman, Olga, Mikhail, Anna, Larisa. 742, 799, 14”.

Tras repetirse varias veces se volvió a la frecuencia del pitido agudo.

Podría interesarte ¡Ciencia! Detectan enormes estructuras de materiales sólidos al interior de la Tierra

Con este mensaje, pudieron tener el indicado de la emisora que es UVB-76, y el lugar desde donde emitían la frecuencia, que era Povarovo – a unos 40 kilómetros de Moscú-, que con los años, se perdió por completo.

Otro mensaje fue recibido el 12 de septiembre de 2002, donde se pudo entender: “UVB-76, UVB-76. 62691 Izafet 36938270”, recalcando el nombre de la señal nuevamente.

Cuatro años más tarde, el 21 de febrero de 2006 a las 7:57, una nueva voz se volvió a escuchar:

“75-59-75-59. 39-52-53-58. 5-5-2-5. Konstantin-1-9-0-9-0-8-9-8-Tatiana-Oksana-Anna-Elena-Pavel-Schuka. Konstantin 8-4. 9-7-5-5-9-Tatiana. Anna Larisa Uliyana-9-4-1-4-3-4-8”,.

El último sonido escuchado, además de pitidos y zumbidos, fue el 2 de septiembre de 2010 cuando se oyó un fragmento de la sinfonía del Lago de los Cisnes de Tchaikovsky y una voz femenina recitando números del 1 al 9.

Tras esto se produjo un cambio de ubicación que no se ha podido establecer hasta el momento.

Lee ¡Desgarrador! Futuro papá nunca podrá hablar con su hijo tras diagnóstico de un raro cáncer

Aún no hay una respuesta de porqué existe esta emisora ni se ha podido obtener mayor información sobre su procedencia ni mucho menos se sabe nada acerca de su objetivo.

Algunos expertos aseguran que esta señal fue creada para enviar órdenes a militares rusos en los centros de reclutamiento de Moscú.

Otra teoría define que son órdenes, en clave, que irían a espías rusos que se encuentran de misión en el extranjero.

Otra teoría más arriesgada plantea que podía estar conectada a un avión no tripulado y armado con cargas nucleares que, en caso de ataque enemigo y al detenerse la emisión, lanzaría sus bombas como represalia.

Al comienzo plantearon que podría tratarse de una señal extraterrestre, los expertos aseguran que existen mayores posibilidades de que sea una frecuencia rusa.

Puede interesarte ¡Qué miedo y no es Batman! Imágenes de un murciélago gigante se viralizan

Hasta ahora, la única “prueba” que se tiene de su existencia, es un libro encontrado por amantes del misterio, quienes se acercaron hasta un búnker de Povarovo, donde luego de una larga caminata, lograron descubrir un lugar solitario y oscuro donde estaba el código emitido por la radio hace años atrás.

Aún así la radio siguen transmitiendo y es un verdadero misterio sin resolver.

Fuente: Línea Directa

Comentarios