Al momento

Internacional

Macron ofrece aumento al salario mínimo y baja de impuestos

París.- El presidente de Francia, Emmanuel Macron, anunció que subirá en 100 euros el salario mínimo y que bajará impuestos a los pensionistas y a los trabajadores, en un discurso en el que trató de responder a las demandas del movimiento de los ‘chalecos amarillos’. Macron reconoció que sus...

Línea Directa | La información al momento
Línea Directa | La información al momento

París.- El presidente de Francia, Emmanuel Macron, anunció que subirá en 100 euros el salario mínimo y que bajará impuestos a los pensionistas y a los trabajadores, en un discurso en el que trató de responder a las demandas del movimiento de los ‘chalecos amarillos’.

Macron reconoció que sus palabras “han herido a algunos” en el pasado y consideró justificado el descontento que ha provocado las protestas, por lo que anunció que decreta un “estado de emergencia económico y social” para hacerle frente.

En un alocución televisada de 13 minutos de duración, admitió que el país afronta “un momento histórico” y pidió a las grandes empresas que participen en el esfuerzo necesario para cambiar la situación.

Mensaje de Emmanuel Macron:

[video_container code=”PnGbtHuhtsI”]

Macron indicó que ese aumento del salario mínimo (que en la actualidad es de mil 498 euros brutos) entrará en vigor en 2019 “sin que le cueste nada al empleador” y añadió que las horas extraordinarias estarán exentas de impuestos y cargas también a partir del año que viene.

El mandatario solicitó además a los empresarios “que puedan” que entreguen a sus empleados una prima de fin de año que también quedará exonerada.

Asimismo, recalcó que los jubilados que ganen menos de 2 mil euros mensuales verán anulada la subida de la Contribución Social Generalizada (CSG), un impuesto proporcional sobre los ingresos profesionales o de capital que financia la Seguridad Social.

Por el contrario, no aceptó reinstaurar el impuesto sobre la fortuna (ISF), que lo pagaban aquellos con un patrimonio neto imponible superior a los 1,3 millones de euros y que fue sustituido por un impuesto sobre la fortuna inmobiliaria (IFI).

“Queremos una Francia donde una persona pueda vivir dignamente de su trabajo. Pido al Gobierno y al Parlamento que hagan lo necesario”, concluyó sobre el conjunto de medidas previstas, que fueron acompañadas de una condena a los actos de violencia registrados en las protestas.

Franceses atentos al mensaje de Macron

Franceses atentos al mensaje de Macron

Los lujos que apartaron a Macron del favor del público

El año pasado y en apenas tres meses, Emmanuel Macron destinó un total de 26.000 euros en maquillaje, lo que le valió ser bautizado bajo el apodo de ‘el rey del contorno’. En su momento, la noticia provocó un aluvión de críticas hacia el presidente francés y un auténtico huracán en el Palacio del Elíseo, aunque esto no fue ni de lejos la única polémica en la que se ha visto atrapado.

Desde que se convirtió en mandatario, sus gastos personales y los de su mujer, Brigitte Macron, han sido una constante fuente de discusiones. El pasado verano se descubrió que el Elíseo invertía 6.000 dólares al mes en un peluquero que está disponible las 24 horas del día, todo el año y al servicio de los ‘caprichos estéticos’ del matrimonio. Su predecesor, François Hollande, también destinaba presupuestos similares en este tipo de cuestiones, pero en su caso la opinión pública fue más permisible.

Puede que su intento fallido de darle un estatus de primera dama a su mujer, algo hasta ese momento era impensable en Francia, haya influido en el hecho de perder el favor del público y convertirse, con tan solo 16 meses de mandato, en el presidente más impopular de la V República, contando con un escaso 31% de valoraciones positivas. Sin embargo, el gran problema de Macron es que el eje vertebrador de su presidencia gira entorno a su política económica en la que los recortes presupuestarios y el aumento de la fiscalidad están a la orden del día, contrastando con sus derroches en el Elíseo.

La polémica vajilla

Por si no fuesen suficientes las acusaciones de despilfarro en cuestiones estéticas, el pasado mes de junio protagonizó una nueva polémica tras gastarse un dineral en una nueva vajilla para el Elíseo. La reputada manufactura de Sèvres, encargada desde 1848 a los servicios de mesa del palacio, tiene en sus manos la elaboración de los 1.200 nuevos platos. La fuerte discusión pública sobre los nuevos platos de Macron, con los que agasajará a los invitados en los banquetes presidenciales, llegó tras no cuadrar las cuentas del presupuesto publicado por el Estado francés con el precio real. Mientras que cifraban el gasto en 50.000 euros, los medios aseguraron que sobrepasaba el medio millón de euros.

La reforma de su residencia de verano en Fort de Brégançon, en la costa mediterránea, tampoco ayudó a apaciguar los ánimos y cambiar la imagen del presidente francés. El matrimonio anunció que gastaría 10.000 euros en poner una piscina en la vivienda, de la que disfrutaron otros exmandatarios como Georges Pompidou, Valéry Giscard d’Estaing, Jacques Chirac y Nicolas Sarkozy.

Fuente: Internet

Liz Douret

Lic. en Ciencias de de Comunicación y Editora de contenidos con experiencia en medios de comunicación digitales.

Ver más

Al momento

Suscríbete a nuestro boletín

Para tener la información al momento, suscríbete a nuestro boletín en el tendrás las últimas noticias de Sinaloa, México y el mundo.