Internacional

Kabul prohíbe firmas privadas de seguridad

El decreto indicó que las firmas privadas de seguridad serían prohibidas para evitar el mal uso de armas

?KABUL.- El presidente afgano, Hamid Karzai, emitió ayer un decreto fijando un plazo de cuatro meses para desarticular las compañías privadas de seguridad, poco menos de una semana después de que el gobierno de Estados Unidos expresara algunas reservas sobre el plan del mandatario. El decreto indicó que las firmas privadas de seguridad serían prohibidas para evitar el mal uso de armas, que ha provocado ?incidentes espantosos y trágicos?. El documento se emitió horas después de que Karzai se reuniera con el senador demócrata estadounidense John Kerry, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado. El documento señaló que la orden de desarmar las compañías, que emplean a unas 40 mil personas que trabajan principalmente para empresas occidentales en Afganistán, se emitía ?para evitar irregularidades?. ?Estoy firmando la disolución de todas las compañías de seguridad locales y extranjeras dentro de los próximos cuatro meses?, estipuló el documento emitido por el palacio presidencial. Se incluye una exención para las firmas cuyos guardias trabajen en recintos utilizados por embajadas extranjeras y organizaciones no gubernamentales internacionales, pese a que el despacho de Karzai dijo la semana pasada que no habría excepciones. Las empresas desarticuladas podrán vender sus armas al gobierno afgano o llevarse su equipo, si cumplen con los registros adecuados. Las armas de las compañías no registradas serán confiscadas, agregó el decreto. Las visas de sus empleados también serán cesadas. ?Crean miseria a diario? Karzai, cuyo gobierno enfrenta elecciones parlamentarias el 18 de septiembre, está intentando afirmar su independencia respecto a sus socios occidentales y la semana pasada profundizó las críticas hacia estas empresas, diciendo que eran demasiado costosas y que ?creaban miseria a diario?. La rapidez de la prohibición tomó a algunos por sorpresa. Hamid Karzai exigía desde hace tiempo el desarme de ese tipo de compañías, que no responden al gobierno afgano y compiten por contratos de miles de millones de dólares. La semana pasada, el presidente señaló que se estaba acabando el tiempo. El esfuerzo por eliminar a las firmas está ligado con un ambicioso calendario que establece que en el 2014 las fuerzas afganas asumirán toda la responsabilidad de la seguridad de manos de las tropas extranjeras, que actualmente cuentan con casi 150 mil soldados.

Fuente: Línea Directa

Comentarios

nunc consequat. mattis elit. tempus Donec fringilla consectetur mattis