Internacional

Hallazgo de fosa con restos de 115 niños sorprende a los arqueólogos

Mientras se construía una carretera dieron con este descubrimiento; los esqueletos tenían monedas dentro de sus bocas

Polonia.- Durante la construcción de una carretera en Nisko, Polonia, los trabajadores dieron con una fosa donde estaban los restos de 115 niños y el hallazgo sorprendió a los arqueólogos.

Los científicos acudieron a la zona del hallazgo donde se percataron, tras hacer algunas revisiones, que los esqueletos tenían en el interior de sus bocas algunas monedas.

Según revelan, la fosa data de los siglos XVI y XVII. En tanto, la Dirección General de Carreteras y Autopistas Nacionales informó que de acuerdo a las observaciones arqueológicas hasta la fecha, “podemos concluir que alrededor del 70-80 por ciento de todos los entierros pertenecen a niños”.

Una de las arqueólogas, Katarzyna Oleszek, señaló una hipótesis de porqué algunos niños tenían monedas en sus bocas:

“Ciertamente es un signo de sus creencias. Las monedas se llaman obols de los muertos o el obol de Charon. Es una antigua tradición precristiana. Pero se ha cultivado durante mucho tiempo, incluso hasta el siglo XIX, fue practicado por el papa Pío IX “, aseguró.

El “obol de Charon” es el término que se da a una moneda puesta dentro de la boca de una persona fallecida antes de enterrarla. Esta costumbre viene de la antigua Grecia y Roma y la leyenda cuenta que era un pago a Caronte, el barquero que llevaba las almas a través del río que dividía el mundo de los vivos del de los muertos.

Tras estudios se pudieron identificar las monedas que tenían los cadáveres, las que fueron emitidas entre los años 1587 y 1632.

Otros artículos tales como botones, clavos o mangos de ataúd no estaban presentes en los entierros lo que sugiere que la comunidad que los enterró era muy pobre, explica Oleszek.

Este improvisado cementerio pertenecía a una iglesia católica ya que, aunque la zona no cuenta con demarcaciones de tumbas, sí tiene una antigua capilla que genera el aspecto de una pequeña y antigua iglesia.

Tras la exhumación, los cadáveres serán llevados para darles sepultura en un panteón de la región.

Fuente: Línea Directa

Comentarios