Internacional

Contra la depresión crean polémico fármaco en spray

México.- La Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA) aprobó un medicamento en aerosol de esketamina, que es un nuevo antidepresivo de acción rápida para personas que no responden a ningún tratamiento contra la depresión. Es fabricado por Johnson & Johnson, y se llama Spravato este fármaco ideal para pacientes a quienes se […]

México.- La Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA) aprobó un medicamento en aerosol de esketamina, que es un nuevo antidepresivo de acción rápida para personas que no responden a ningún tratamiento contra la depresión.

Es fabricado por Johnson & Johnson, y se llama Spravato este fármaco ideal para pacientes a quienes se les ha aplicado otros medicamentos para tratar la depresión sin resultados.

Este aerosol estará restringido a uso para pacientes que realmente lo necesiten bajo prescripción médica. Dos dosis costarán entre 600 y 900 dólares, además que su aplicación no es tan fácil como la de un inhalador nasal usual.

La ketamina es un químico que ayuda a combatir la depresión y reducir los pensamientos suicidas de personas que padecen este mal, por lo que ivestigadores consideran que esta droga es un anestésico y alucinógeno que repara conexiones entre células cerebrales dañadas por la depresión.

Los efectos secundarios de la ketamina y la esketamina son que puede elevar la tensión arterial, disminuir a sensibilidad, producir un efecto psicotrópico (produciendo cambios temporales en la percepción, ánimo, estado de conciencia y comportamiento), proporciona un efecto de bienestar y de euforia, pero también de disociación de la mente y el cuerpo.

“No es útil para todo el mundo, pero quien responde nota un efecto casi inmediato; el mismo día o al día siguiente, cuando los antidepresivos convencionales tardan semanas”, explicó el psiquiatra Eduardo Vieta, quien participó en los ensayos clínicos para su aprobación.

Sus efectos desaparecen a la hora y media de aplicado el medicamento, se recomienda administrarlos bajo supervisión; se podrá administrar solo en hospitales donde esté aprobado. Puede ser autoadministrado, pero solo bajo supervisión y no puede llevarse a casa.

Preocupa sin embargo, que ese nuevo fármaco en lugar de ayudar tome un rumbo distinto, pues en los ensayos clínicos, seis pacientes que tomaban el medicamento murieron, tres por suicidio, pero “es difícil considerar estas muertes como relacionadas con el medicamento” señaló el comité que aprobó el medicamento.

La Organización Mundial de la Salud sabe que el suicidio es un grave problema de salud pública que ocasiona a nivel mundial la muerte de aproximadamente 800 mil personas siendo en 2015 según Inegi, la segunda causa de muerte de personas entre los 15 a los 29 años en México.

 

Advertisement

Fuente: Línea Directa

Comentarios

suscipit ut Praesent fringilla sit ut id,