ESTADOS UNIDOS

Madre de la reclusa trans que embarazó a dos internas en EU rompe el silencio: "Es una psicópata"

Demi Minor es una prisionera trans que enfrenta una condena de 30 años en prisión por asesinar a su padre adoptivo

Prisionera trans que embarazó a dos reclusas es "psicópata y peligrosa", dice su madre adoptiva.La madre de Demi Minor asegura que la reclusa trans es peligrosa y psicópata
Escrito en INTERNACIONAL el

Estados Unidos.-  Demi Minor, el nombre de la reclusa trans que embarazó a dos mujeres en una prisión de Nueva Jersey, vuelve a ser tendencia, esta vez por las polémicas declaraciones de su madre adoptiva, quien le acusa de psicópata y ha expresado preocupación de que sea regresada a la instalación estatal para mujeres.

Días atrás causó polémica el hecho de que Minor fuera trasladada a una correccional de hombres, pues muchos de los simpatizantes con su caso argumentaron que la joven era víctima del sistema y manifestaron temor por su bienestar e integridad. No obstante, la reciente entrevista de la Dra. Wanda Broach-Butts, su madre adoptiva, para el diario estadounidense The New York Post, no parece beneficiar mucho su imagen.

La mujer argumentó que Minor es un "psicópata" manipulador que utiliza el transgénero como artimaña para recibir un trato especial y atención en la cárcel, argumentó:

Creo que todo esto de que sea transgénero es una estratagema. Está manipulando a la gente para conseguir una mejor situación para sí mismo y llamar la atención. Ha aprendido el idioma que debe usar. Es peligroso y psicópata

Recordemos que semanas atrás Minor fue traslada a una correccional de hombres en Nueva Jersey, esto después de que, en el mes de abril, se diera a conocer que embarazó a dos reclusas en el Centro Correccional para Mujeres Edna Mahan, lugar donde se mantuvo después de que se promulgara una nueva política de "autoidentificación de género" en Nueva Jersey el año pasado.

Sigue más noticias como esta en nuestra sección Internacional 

Demi Minor tiene un historial criminal lleno de robos y al menos un secuestro de coche, antes de apuñalar brutalmente al padre adoptivo 27 veces en 2011, a los 16 años. Ahora esta persona transgénero enfrenta una condena de 30 años en prisión y aunque sus seguidores siguen pronunciándose para que regrese al penal para mujeres, hay condiciones que no parecen beneficiarle.