NÁUFRAGO

¡Increíble! Hombre sobrevive tras pasar 16 horas varado en el Océano Atlántico

"Roza lo imposible", así lo describieron el rescate de un hombre francés de 62 años que sobrevivió por 16 horas en una burbuja de aire dentro de su velero en el océano Atlántico.

¡De locos! Francés sobrevive luego de pasar 16 horas perdido en el Océano Atlántico
Escrito en INTERNACIONAL el

España.- Alrededor del mundo hay varias historias de supervivencia, donde unos quedan perdidos en medio de un bosque, otros en una selva, incluso hay quienes se embarcan en un viaje en medio del océano. Y esta es la experiencia de un hombre francés de 62 años que sobrevivió durante 16 horas en una burbuja de aire dentro de su velero en el océano Atlántico.

"Roza lo imposible", así lo describieron algunos buzos de la guardia costera española, quienes rescataron al hombre luego de haber pasado horas a la deriva en el mar, pero sobrevivió gracias a que la burbuja de aire que se formó bajo su embarcación después de que su velero volcara en el océano Atlántico.

Sigue la información Internacional en la sección especial de Línea Directa

"Al filo de lo imposible, en una operación contra reloj, con mala mar, [y] de noche", los equipos de emergencia consiguieron salvar la vida al navegante, identificado como Laurent Camprubi.

El velero Jeanne Solo Sailor de 40 pies (12 metros) envió una señal de socorro a las 8:23 p.m. hora local del lunes desde 14 millas de las islas Sisargas frente a la región española del noroeste de Galicia, dijo la guardia costera. Los datos de seguimiento muestran que había zarpado desde Lisboa, la capital portuguesa, en la mañana del día anterior.

Salvamento Marítimo, la agencia española de rescates, localizó el velero volcado, pero tuvo que frenar el operativo debido a que la marea estaba muy alborotada para intentar dicha operación

En ese entonces, se había enviado un barco de rescate que transportaba a cinco buzos zarpaba, junto a tres helicópteros enviados para ayudar a la búsqueda acudieron para auxiliar al hombre. Uno de los buzos descendió colgado de un cable hasta donde se encontraba la embarcación para buscar señales de vida, y el hombre respondió golpeando desde dentro del bote. Pero viendo que el mar se estaba agitándose demasiado, fue ahí cuando decidieron frenar la operación, por lo que colocaron globos de flotabilidad al casco del barco para evitar que se hundiera más y esperaron hasta la mañana siguiente.

Al otro día, dos buzos nadaron debajo del barco para ayudar al marinero, a quien encontraron con un traje de supervivencia de neopreno y sumergido en agua hasta las rodillas. A pesar de estar nervioso, obedeció cada instrucción dada por los buzos y para abandonar el velero

Vicente Cobelo, miembro del equipo de operaciones especiales de la guardia costera, dijo a una estación local que el hombre saltó voluntariamente al agua helada y nadó debajo del barco para llegar a la superficie del mar.

"Por iniciativa propia, se metió en el agua y salió apenas, ayudado por los buceadores que tuvieron que sacarlo porque le resultaba difícil salir en su traje", dijo Vicente. "Cuando salimos, nos abrazamos como si fuéramos familia. No puedo agradecer lo suficiente el trabajo que hacen, salvar vidas así".

Fue trasladado por vía aérea a un lugar seguro y llevado al hospital para someterse a controles, pero fue dado de alta poco después sin problemas.