CONFLICTO INTERNACIONAL

Papa pide a políticos terminar con la guerra y promover la paz

El Papa Francisco lanzó un llamado a los políticos para llegar a un acuerdo de paz y terminar con la guerra.

Escrito en INTERNACIONAL el

Roma.- Duranta el rezo del Regina Coeli de este domingo el Papa Francisco lanzó un llamado a los políticos para ser promotores de la paz y evitar los conflictos de guerra, como la que mantienen Rusia y Ucrania que ha dejado miles de muertos.

Actualmente el conflicto en Rusia y Ucrania ha dejado miles de muertes, heridos y muchas personas desplazadas de sus hogares que huyeron para salvar sus vidas ante los ataques que se dan en la guerra.

En este contexto, el Papa Francisco abogó por “el diálogo” y “la paz” y pidió a los políticos que sean “protagonistas de la paz y no de la guerra”. De manera constante el jerarca católico ha pedido a Rusia que termine con la guerra.

Es domingo Francisco volvió a insistir en su llamamiento de paz, dirigido a los políticos, sin hacer referencia de qué país, sino en general.

Este llamado lo hizo durante el rezo dominical que se hizo en el Vaticano y desde donde se realizó una ceremonia de canonización y proclamación de diez nuevos santos.

“Estos santos han fomentado el crecimiento social y espiritual, mientras que tristemente en el mundo aumentan las tensiones, las guerras y las distancias. Que los nuevos santos inspiren el diálogo y, sobre todo, los corazones y las mentes de quienes tienen cargos de responsabilidad y están llamados a ser protagonistas de la paz y no de la guerra”, dijo Francisco.´

En la ceremonia de canonización previa, que ha supuesto el regreso al Vaticano de las grandes celebraciones suspendidas a causa de la pandemia, el papa Francisco proclamó santa a la religiosa María Francisca de Jesús (1844-1904), considerada la primera de Uruguay, junto a otros nueve beatos.

Tras la ceremonia y el Regina Coeli posterior, Francisco se subió al papamóvil descapotable y recorrió largamente la abarrotada plaza saludando a las decenas de miles de fieles reunidos para la ocasión.

El papa, muy sonriente, se detuvo en numerosas ocasiones para estrechar algunas manos y besar a varios niños entre los gritos de júbilo de los asistentes mientras sonaban las campanas de San Pedro.