PSIQUIATRA

¡Lo llaman el “psiquiatra adictivo”! Daba opioides a pacientes sin ningún tipo de regulación

Tiene 75 años y podría enfrentar una pena de 10 de prisión, pero sólo 5 serían en un reclusorio mientras que el resto serían co supervisión debido a su avanzada edad

Escrito en INTERNACIONAL el

Da clic aquí y encuentra más información de Línea Directa Portal en nuestra página de Google News
 

Albuquerque, NM.-  Mark Beale, de 75 años, de Las Cruces, Nuevo México, se declaró culpable el pasado 25 de marzo en un tribunal federal por el delito de dispensar y distribuir ilegalmente una sustancia controlada de la lista II. 

Mediante comunicado del Departamento de Justicia de Estados Unidos, se informó que un gran jurado federal acusó al psiquiatra el 23 de junio de 2021 por haber emitido recetas fuera del curso de la práctica profesional y sin un propósito médico legítimo, por lo que algunos lo han llamado “el psiquiatra adictivo”.

Mark Beale admitió que sólo realizó exámenes superficiales, en lugar de evaluaciones médicas, físicas o psiquiátricas completas, y no intentó documentar el historial médico de algunos de sus pacientes, motivo por el que permanecerá en condiciones de liberación pendiente de sentencia.

El comunicado destaca que el inculpado no pudo documentar muchas de las recetas que proporcionó en el expediente clínico de Jane Doe, que incluía evidencia clínica insuficiente para respaldar los diagnósticos que hizo, y las recetas que le escribió no estaban respaldadas por los diagnósticos enumerados.

Entra aquí y conoce el comunicado oficial del Departamento de Justicia de Estados Unidos en torno a este caso

Beale también reconoció que no realizó un seguimiento clínico adecuado, como la detección de drogas en la orina y las consultas de control de recetas, a pesar de un diagnóstico de abuso de opioides, el médico no trató el problema ni refirió a la paciente para recibir la atención adecuada y en cambio, continuó prescribiendo opioides. 

Reconoció además que recetaba opioides y benzodiazepinas de forma crónica, lo que ponía al apaciente que lo denunció, en un riesgo inaceptable de adicción, desviación o sobredosis, hechos por los que podría, el inculpado, enfrentar hasta 5 años de prisión, seguidos de otros 5 supervisada debido a su avanzada edad. 

El Escuadrón de Desvío Táctico de la Administración de Control de Drogas investigó el caso con la asistencia de la Fuerza de Tareas Antinarcóticos del Área Metropolitana del Condado de Doña Ana, el Departamento de Policía de Las Cruces y el Departamento de Policía de El Paso. Los fiscales federales adjuntos Joni Autrey Stahl y Richard C. Williams están procesando el caso.