ESPACIO

NASA identifica asteroide que podría impactar la Tierra

Investigadores de la NASA utilizaron datos de seguimiento de precisión de la nave espacial OSIRIS-REx para comprender mejor los movimientos del asteroide potencialmente peligroso Bennu, las trayectorias son peores de lo que imaginaban.

Por
Escrito en INTERNACIONAL el

EU.- La Agencia Espacial utilizó datos de seguimiento de precisión de la nave espacial OSIRIS-REx, REx para comprender mejor los movimientos del asteroide potencialmente peligroso Bennu, y revelaron que el asteroide podría impactar nuestro planeta exactamente el 24 de septiembre del año 2182.

Da click aquí y encuentra más información de Línea Directa Portal en nuestra página de Google News

En 2135, el asteroide Bennu se acercará a nosotros. Y aunque la roca espacial no representará un peligro en ese momento, los científicos deben comprender la trayectoria exacta durante ese encuentro para predecir cómo la gravedad de la Tierra alterará la trayectoria del asteroide alrededor del Sol y afectará el peligro de impacto contra nuestro mundo.

Dentro de las posibilidades, es que el asteroide pase a la mitad de la distancia que hay con la Luna. Si este fuera el caso, la misma gravedad de la Tierra podría modificar su trayectoria.

“Si Bennu chocara con la Tierra no acabaría con la vida, como pasó con los dinosaurios, sino que crearía un cráter de entre 10 y 20 veces el tamaño del asteroide”.

Los investigadores también pudieron identificar el 24 de septiembre de 2182 como la fecha única más significativa en términos de un impacto potencial, con una probabilidad de impacto de 1 en 2700

Según los astrónomos, aunque las posibilidades de que golpee la Tierra son muy bajas, Bennu sigue siendo uno de los dos asteroides conocidos más peligrosos de nuestro sistema solar, junto con otro asteroide llamado 1950 DA.

Antes de partir de Bennu el 10 de mayo de 2021, OSIRIS-REx pasó más de dos años muy cerca del asteroide, recopilando información sobre su tamaño (tiene aproximadamente un tercio de milla o 500 metros de ancho), forma, masa, y composición, mientras se monitorea su giro y trayectoria orbital.

La sonda también recogió una muestra de roca y polvo de la superficie del asteroide, que entregará a la Tierra el 24 de septiembre de 2023 para una mayor investigación científica.

Te sugerimos: Vacuna contra COVID-19 Sputnik V; eficaz 83% contra variante Delta