ESPACIO

Resuelven el misterio de la aurora de Júpiter, tras 40 años de investigaciones

Los astrónomos piensan que esto ocurre en muchas partes del universo. La aurora de Júpiter tiene miles de años ininterrumpidamente.

Escrito en INTERNACIONAL el

EU.- Después de 40 años de observación e investigaciones, un equipo de astrónomos planetarios han descubierto el misterio detrás de la espectacular emisión de auroras de rayos X de Júpiter.

Da click aquí y encuentra más información de Línea Directa Portal en nuestra página de Google News

Gracias a un nuevo análisis de datos generado a partir del telescopio XMM-NEWTON de la ESA (Centro Europeo de Astronomía Espacial), el observatorio espacial más grande jamás construido en Europa, y la nave espacial Juno de la NASA, se logró determinar que las auroras de Júpiter son diferentes a las de la Tierra, no solo porque son visibles ininterrumpidamente, a diferencia de las de nuestro planeta, que solo se pueden ver durante unos minutos en ciertas épocas del año, sino porque su proceso es diferente ya que en nuestro mundo su fuerza no es suficientemente enérgica como para crear rayos X.

La pista fundamental para resolver el misterio llegó cuando Zhonghua Yao, del Instituto de Geología y Geofísica de la Academia de Ciencias de China, Beijing, y autor principal del nuevo estudio, se dio cuenta de que algo no tenía sentido en las auroras de rayos X de Júpiter.

Usando simulaciones por computadora, Zhonghua y sus colegas encontraron previamente que las auroras de rayos X pulsantes podrían estar vinculadas a campos magnéticos cerrados que se generan dentro de Júpiter y luego se extienden millones de kilómetros en el espacio antes de regresar.

Aunque fundamentalmente el proceso de las auroras es el mismo entre Júpiter y la Tierra, se ha identificado que en el gigante su proceso es generado por iones cuya energía es más alta que la aurora de protones en nuestro planeta.

Ahora que se ha identificado por primera vez el proceso responsable de las auroras de rayos X de Júpiter, se abre una gran cantidad de posibilidades sobre dónde podría apuntar futuros estudios. Entre ellos, algunos experimentos para generar mayor energía para posibles viajes espaciales de larga duración.

El estudio de las auroras de rayo X de Júpiter continuará con el programa ‘Juice’ (JUpiter ICy moons Explorer) de la ESA, que pretende llegar en 2029 al gigante planeta para estudiar su atmósfera, sus lunas y los efectos en ellas.

Te sugerimos: ¡Encuentro cercano! Capitana de crucero cuenta su encuentro con un OVNI