Se miran chic, pero las uñas postizas pueden darte serios problemas

Antes de ponerte uñas postizas piensa en las consecuencias; y si decides hacerlo asume la responsabilidad del cuidado y mantenimiento correctos

Por: Alma Rosa Aguirre Lugo14 de marzo, 2019 Comentarios
uñas

México.- Se miran chic, algunas son un poco exageradas, otras son normalitas, unas brillan ¡otras hasta la foto de tus hijos traen!, sea como sea el uso y abuso de uñas postizas puede traerte serios problemas si no les das el mantenimiento adecuado. Si decides ponerte uñas postizas, elige a profesionales, no arriesgues tu salud

La falta de un hábito de higiene adecuado y descuido al usar uñas postizas pueden generar problemas de salud en los dedos, de modo que siempre hay que vigilar el estado de esta zona corporal.

Entre los principales problemas que dejan las uñas postizas están:

Hongos: Uno de los problemas más comunes que surgen con las uñas postizas es la aparición de hongos debido a la humedad, a los que se reconoce porque en un principio lucen como “moho” blanco y fino, que con el paso del tiempo puede adquirir coloración verdosa que se hace más profunda.

Alergias: Los componentes químicos usados para la confección de las uñas de plástico mayormente son resinas o formaldehídos. Algunas personas son alérgicas a ellos sin ni siquiera saberlo. Las consecuencias van desde una simple inflamación a un enrojecimiento o ardor insoportables que solo cesa al retirarlas. En casos extremos la alergia a los materiales provocan separación de la uña verdadera con la matriz.

Irritación nasal: Otra cuestión que debemos tener en cuenta es la inhalación de los químicos que contienen los productos empleados para colocar las uñas. Por ejemplo, el pegamento o las partículas de polvo al limar. Por ello no es bueno aplicarse estas uñas en ambientes cerrados o mal ventilados. Los salones de belleza suelen usar metacrilato para pegar las uñas, un compuesto que puede provocar muchos daños a los pulmones al respirar cerca de él.

Quemaduras: Al colocar ciertos tipos de uñas artificiales se requiere de calor para que se adhieran bien.  Puedes usar una lampara o incluso el secador de pelo. En ambos casos el aumento de temperatura es nocivo para la salud de las cutículas, sobre todo cuando están en contacto con sustancias nocivas e inflamables.

Enfermedades contagiosas: Los centros de estética muchas veces no desinfectan o limpian los materiales o instrumentos usados. Por ello es probable sufrir hongos u otras enfermedades que se contagian por contacto de herramientas sucias.

Infecciones: Cuando se cortan las cutículas perdemos una barrera natural contra virus, bacterias o cualquier otro microorganismo. Esta práctica es muy habitual al ponerse uñas acrílicas o hacerse la manicura ya que se considera a las cutículas como antiestéticas. Sin embargo, no deberíamos permitir su eliminación.

Debilidad o caída de uñas: Para pegar las uñas artificiales es preciso realizar un gran limado o pulido de las naturales. Estas últimas quedan muy débiles, ya que se les retiran varias capas. Por lo tanto, no tienen la fuerza suficiente para crecer y se rompen con mucha facilidad. Si nos quitamos las uñas acrílicas después tardaremos mucho tiempo en recuperar las propias, ya que se quebrarán constantemente.

Analizar bien la situación antes de tomar la decisión de usar uñas artificiales. Las manos también hablan de la personalidad de un individuo y son una herramienta para realizar nuestras labores, pero también pueden cautivar y convencer, por eso es tan importante cuidar su buen estado y salud.

Fuente: Linea Directa

Comentarios