Entretenimiento

Prepárate con tiempo, esto no debes comer de noche

Para cada ciclo del día hay alimentos ideales, pero puedes afectar tu organismo con malos hábitos según la hora de tus comidas y lo que consumes

México.-  Como si fuera un reloj viviente, el cuerpo tiene sus horarios para aprovechar al máximo los alimentos que introducimos en él y los momentos de descanso que le damos. Con este ritmo podemos hacer que los órganos de nuestro cuerpo se regeneren y tengan un respiro, pero si tenemos algunos hábitos insanos sobre todo en horas de la noche podemos alterar este ciclo provocando daños tanto en el momento como a fututo.

Si hablamos de alimentos que son apropiados por las mañanas tenemos muchas opciones ya que la hora del desayuno es de las más importantes para permanecer bien el resto del día. Sin embargo, cuando hablamos de la cena, la lista de alimentos que pueden ocasionar trastornos es larga

Un ejemplo claro de esto puede ser un simple jugo de naranja por la mañana que va muy bien pero por la noche puede llegar a ocasionar problemas de acidez nocturna, lesionar úlceras y otros problemas de tipo digestivo.

Si hablamos de consumir pastas, este alimento puede afectar tu sueño ocasionando insomnio debido al impacto calórico, hace que el metabolismo se ralentice (se hace lento) y esto finalmente se puede traducir en subida de peso.

Otros alimentos que ocasionan problemas si los consumimos de noche son los que ocasionan gases: granos, lechuga, coliflor, brócoli, ya que inflaman el colon y al consumirlos en la cena pueden llegar a afectar el sueño.

Los embutidos y carnes rojas son bastante pesados a la hora de la cena. Si de noche consumes alguno de estos platos ya sea en alguna reunión social trata de comer poco, temprano y aemás ten a la mano una pastilla digestiva.

El chocolate no es recomendable tampoco pues debido a su importante aporte energético y la grasa que posee, afectará de seguro alterando el ciclo de sueño, tampoco las bebidas azucaradas como los refrescos y helados.

El café es una bebida que debe tomarse hasta las 5 o seis de la tarde si quieres dormir, porque es posible que altere tu organismo haciéndote padecer insomnio algunas horas.

Las comidas picantes tampoco son recomendables porque irritan el estómago, los lácteos pueden inflamar, producir exceso de ácido, alguna alergia, reflujo y en el menor de los casos, molestos gases.

Lo recomendable, de acuerdo algunos nutriólogos es comer alimentos bajos en calorías, y ciertos tipos de proteína: jamón bajo en grasa y sal, pollo desmenuzado, pescado, frutas deshidratadas y nueces, almendras, semillas de girasol, vegetales que no ocasionen gases, gelatinas, leche de almendras y sin azúcar.

Pero al final de cuentas la cena es tan importante como el desayuno porque, a pesar de que el organismo tiende a descansar de las faenas del día (regularmente) en estos ciclos de descanso y sueño es cuando recuperamos energía y es necesario cenar, siempre algo más ligero por supuesto que lo antes mencionado.

Fuente: Línea Directa

Comentarios

Phasellus Nullam felis in tristique porta. venenatis