Por salud, ¡no te aguantes las ganas de orinar!

México.- ¿Eres de las o los que se aguantan las ganas de orinar?, muy, muy, pero muy mal. Este mal hábito puede desencadenar problemas irreversibles a tu salud. Retardar tu visita al baño puede generar desde infecciones hasta cálculos en los riñones. De acuerdo con información publicada en The Huffington Post, una vejiga promedio tiene […]

Por: Alma Rosa Aguirre Lugo13 de marzo, 2019 Comentarios
WhatsApp Image 2019-03-13 at 11.39.03

México.- ¿Eres de las o los que se aguantan las ganas de orinar?, muy, muy, pero muy mal. Este mal hábito puede desencadenar problemas irreversibles a tu salud.

Retardar tu visita al baño puede generar desde infecciones hasta cálculos en los riñones.

De acuerdo con información publicada en The Huffington Post, una vejiga promedio tiene la capacidad para albergar alrededor de ocho vasos de agua, por lo que después de esa cantidad es necesario liberar espacio. Por su parte el Australian Government Department of Health detalla que las personas elimina entre 200 y 500 mililitros de orina cada vez que se visita el baño, lo cual puede ocurrir entre cuatro y seis veces al día.

Cuando una persona se aguanta las ganas de orinar, la vejiga se puede estirar o acumular bacterias que dañan al organismo y podrían poner en peligro tu vida.

¡Estas son las consecuencias de tu “ahorita voy a hacer pipí!

Cistitis intersticial: Este padecimiento se caracteriza por la necesidad de orinar con frecuencia y urgencia, acompañado de dolor. Se presenta por diferentes causas, pero una de ellas es la infección bacteriana causada por aguantarse las ganas de orinar.

Infección urinaria: Cuando te esperas mucho tiempo para orinar se acumulan diferentes bacterias, las cuales entran en las vías urinarias y dañan tu cuerpo. Incluso, la infección puede impactar a los riñones, según el NKUDIC.

Cálculos renales: También conocidos como piedras en los riñones, son cristales sólidos que se forman en el riñón por sustancias que se encuentran en la orina. Se forman debido a una infección urinaria ocasionada por la falta de ir al baño.

Pielonefritis: Es una infección del tracto urinario que inicia en la uretra o en la vejiga, pero si no se trata a tiempo puede causar daños importantes al riñón. Una de las causas es la obstrucción del tracto urinario o por aguantarse las ganas de ir al baño.

Reflujo vesico-uretral: Este padecimiento se genera cuando la orina regresa a la uretra y riñones, lo que detona infecciones en el tracto urinario. Se detona por bacterias acumuladas por aguantarse las ganas de ir al baño.

¡No te aguantes las ganas de orinar!, hacer esta necesidad no te roba tres minutos, así que no le robes tú a tu propia salud horas, días o semanas de paz y tranquilidad

Fuente: Línea Directa

Comentarios