Entretenimiento

Cineasta chileno proyecta sus peces en Venecia

La presencia de latinos en la Mostra cierra con Matías Bize y con su colega Pablo Larraín

?Venecia / Italia.- El cineasta chileno Matías Bize presentó hoy en el 67 Festival Internacional de Cine de Venecia su último filme, La vida de los peces,
una historia intimista sobre el pasado que se vuelve presente que acude
al certamen italiano dentro de la sección paralela Jornadas de Autor.

La película del director de En la cama (2005) , título que le
dio la Espiga de Oro de la Seminci de Valladolid, pone un buen broche de
oro a la presencia hispanoamericana en un Festival de Venecia en el que
otro chileno, Pablo Larraín, opta al León de Oro con su Post Mortem.

“Es como un sueño estar acá. Yo soy superjoven y es el festival más
importante en el que he estado. Es la mejor manera de arrancar en el
circuito de festivales. Son tres años de sacrificio muy grandes para
ahora solamente dedicarse a disfrutar” , comenta Bize en una
entrevista en Venecia.

El chileno presentó en este penúltimo día de la “Mostra” 2010 una
historia de sentimientos, protagonizada por el actor Santiago Cabrera
(el pintor Isaac Méndez en la serie “Heroes” de la NBC) , quien en esta
ocasión da vida a Andrés, un joven chileno que vuelve de Alemania diez
años después a su país natal.

En ese transitorio paso por Chile, Andrés, con una visión de la vida
totalmente distinta a sus 33 años, tendrá que reencontrarse con las
personas del pasado que dejó atrás, entre ellas su ex novia Beatriz, a
quien da vida Blanca Lewin.

“A mí siempre me han interesado los temas de pareja y aquí era intentar
profundizar mucho en lo que le sucedía a una pareja después de
reencontrarse tras diez años. Y qué le sucedía a él, al personaje de
Andrés, cuando se reencuentra con su mundo chileno” , explica Bize.

“En el fondo, todos los que hemos tenido una relación de pareja hemos
tenido un reencuentro. La idea era contarlo de la manera más honesta y
más verdadera posible, sin fuegos artificiales” , agrega.

Esa honestidad personal que demuestra en la cinta -ya estrenada en
Chile- sigue la línea de intimismo ofrecida por el cineasta (Santiago,
1979) en sus dos últimas producciones, la más reciente, Lo bueno de llorar (2007) , rodada en España y protagonizada por Vicenta Ndongo y Àlex Brendemühl.

“Es muy inconsciente, pero En la cama es la historia de dos
desconocidos que se enamoran en una noche; ‘Lo bueno de llorar’ es la
historia de una pareja que se separa en una noche, y ésta es una pareja
que se reencuentra diez años después” , reconoce el chileno.

“No es consciente -añade-, pero son los temas que a mí me interesan para
trabajar, de una manera muy honesta. A mí me interesa que la gente se
sienta muy reflejada. Podría ser cualquier fiesta en la que uno está” .

El transcurso de una fiesta en una casa es todo el tiempo que Andrés y
Beatriz tendrán para decidir si darse o no una segunda oportunidad, una
dimensión espaciotemporal con la que se busca profundizar en la historia
de los personajes, sobre todo en la de un chico que se reencuentra con
su pasado cuando ya no es el mismo que se fue.

“Estuve seis meses en Barcelona, luego estuve viajando mucho. Me pasaba
esto de volver a Chile y juntarme con mis amigos y tener una visión
distinta por haber estado fuera. Eso también me identificaba mucho con
el personaje” , comenta Bize.

Y no sólo él: el cineasta sabía que Cabrera iba a conectar con su
personaje a la perfección, pues él mismo ha vivido la experiencia de
estar fuera del país y volver al tiempo a su país de origen durante el
rodaje de la película.

“No trabajo mucho en la caracterización de los personajes, si bien ellos
aportan muchos detalles en las películas. No me interesan estos
personajes ‘maqueados’ o tan bien caracterizados. Me interesa que sean
muy cercanos a los actores” , incide el chileno.

Con amigos en España, un país en el que ha tenido una “experiencia
increíble” , Bize tiene ganas de volver a rodar en territorio español
para poder seguir aprendiendo en ese proceso cinematográfico que cree
tan personal que en ocasiones le hace sentir cierto pudor.

“Siento que aprendo mucho cuando estoy rodando, siento que hay como un
crecimiento. Ésta es la película que más me gusta y siento que hay un
crecimiento como director, y eso me tiene muy
satisfecho” , dice.

Advertisement

Fuente: Línea Directa

Comentarios

mattis elit. Lorem efficitur. venenatis, nunc