Entretenimiento

¡Cada año más rica! La Reina Isabel II goza de esta jugosa fortuna

La familia real británica es la tercera más rica de Europa gracias a 700 años de acumulación y a que ha sabido invertir muy bien su patrimonio

Inglaterra.- Lo más típico cuando se habla de la familia real es que pensemos casi inmediatamente en una cosa: dinero. A fin de cuentas, a lo largo de los años la nobleza se ha caracterizado por la riqueza, ya sea la que han ‘ganado’ o simplemente aquella que han hecho suya conquistando territorios o uniendo casas con matrimonios estratégicos.

Ahora bien, al igual que cuando pensamos en realeza resulta casi imposible separarla del componente monetario, cuando hablamos de la familia real por excelencia muy probablemente nos transportemos al palacio de Buckingham, la residencia oficial de la reina Isabel II de Inglaterra. Muy a su pesar, no es un secreto para nadie que la Casa Real británica tiene una enorme (casi vulgar) fortuna, pero no siempre nos hemos detenido a pensar: ¿cómo se mantiene y se hace crecer una fortuna real en pleno siglo XXI?

Contrario a lo que se suele creer, no toda la riqueza de la Corona le pertenece de manera directa a la reina británica, sino a quien sea el portador del título que ella tiene desde hace 67 años. Lo que quiere decir que gran parte de las riquezas de la Corona, como algunas de las joyas, el palacio de Buckingham, el castillo de Windsor e infinidad de activos más le pertenecen a quien ocupe el trono, sea quien sea.

Palacio de Buckingham, en un imagen de archivo. (Getty)

Por este motivo, podríamos diferenciar entre dos tipos de patrimonio de su real alteza: el que solo toma en cuenta los bienes privados y aquellos que estiman un total sumándole a estos los bienes que son propiedad de la Corona. Lo cierto es que hay infinidad de rankings y estudios que han intentado calcular el valor neto de la Corona inglesa, pero resulta casi imposible establecer un número exacto. El ranking del ‘Sunday Times’ llega a cuantificar 412 millones de euros de patrimonio privado, mientras que otros cálculos que suman las propiedades de la Corona estiman que el patrimonio real asciende a unos 14.300 millones de euros.

Lamentablemente no es posible establecer un número exacto porque la reina Isabel no está obligada a dar información sobre su patrimonio y tampoco a pagar impuestos (aunque lo hace desde 1993).

Por este motivo, los Papeles del Paraíso dejaron anonadados al mundo entero cuando entre sus listas de evasores de impuestos en paraísos fiscales se hallaba la reina de Inglaterra. Y aunque imaginarnos a la mismísima reina Isabel llegando a las Islas Caimán con 7,5 millones de dólares para invertirlo en un fondo pueda resultar una imagen de lo más simpática, todo se hizo a través del ducado de Lancaster, que forma parte de su patrimonio privado.

Sí, son confusas todas las fuentes que alimentan año tras año el patrimonio de la Casa Real británica y que la posicionan como la tercera familia real más rica de Europa. Vamos a esclarecer esa confusión detallando las claves de la riqueza de la reina Isabel II de Inglaterra:

La ‘pequeña’ mina de oro era el secreto mejor guardado de la reina Isabel II, ya que el ducado de Lancaster era desconocido hasta que los ‘Paradise Papers’ revelaron las inversiones del mismo en un fondo en las Islas Caimán.

Te puede interesar: J Balvin ya tiene a su nuevo muñeco de acción

Fuente: Línea Directa

Comentarios