SEMANA SANTA

Lunes Santo: Unción de Jesús en casa de Lázaro. Jesús expulsa a los mercaderes del Templo de Jerusalén

La unción de Jesús es uno de los hechos más representativos de la Semana Santa, te contamos sobre este hecho que abre este periodo religioso en el Lunes Santo

María de Betania ungió a Jesús con costoso perfume; Judas reprobó la acción; Lunes Santo.María de Betania ungió a Jesús y él lo interpretó como un signo profético antes de ser sepultado
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

Da click aquí y encuentra más información de Línea Directa Portal en nuestra página de Google News

México.-  Una vez más llega Semana Santa y con ella, un periodo de reflexión, de entrega espiritual y de fraternidad. Durante estos días, en México y el resto del mundo se celebran ceremonias dedicadas a la Pasión de Cristo y su acción salvadora, recorriendo y representando de manera fiel los momentos más importantes de su evangelización.

Haciendo alusión a esto, es imposible no referirnos a la llamada Unción de Jesús que ocurre en este Lunes Santo y sobre la cual te contaremos un poco a continuación.

¿A Qué refiere la unción de Jesús en Casa de Lázaro?

Según las sagradas escrituras, seis días antes de la Pascua, Jesús se fue a Betania, donde estaba Lázaro, a quien había resucitado de entre los muertos. Allí el mismo lázaro y dos mujeres llamadas Marta y María, prepararon una cena como gesto de gratitud y veneración, al mismo tiempo que cada uno desvivía en agasajar al Mesías.

Fue entonces cuando María, demostrando su amor y admiración intensa, tomó una libra de perfume de nardo puro, muy costoso, y le ungió con este los pies de Jesús, para luego secarlos con sus propios cabellos.

La casa se llenó entonces del olor a perfume, pero Judas, quien días después traicionaría a Jesús y que tuvo siempre un espíritu usurero, se molestó con María por derrochar algo tan costoso e incluso preguntó por qué no se había vendido.

En ese momento, Jesús defendió a María ante Judas porque su crítica tenía origen en su avaricia, mientras que el gesto de María era guiado por la gratitud y el amor. Además, Jesús dijo que había sido un signo profético ungiendo su cuerpo antes de ser sepultado, ya que expresó:

«Déjala, que lo guarde para el día de mi sepultura. Porque pobres siempre tendréis con vosotros; pero a mí no siempre tendréis.»

Por otra parte, gran número de judíos supieron que Jesús estaba allí y fueron, no sólo por él, sino también por ver a Lázaro, a quien había resucitado de entre los muertos.

Finalmente, esperamos que así como María ungió a Jesús en el lunes Santo, los fieles profesen su amor en esta fecha y lo que resta de la Semana Santa.