CRÍMENES

¡Nunca encontraron el cuerpo! Ana Dalay, la hija fallecida de Sergio Andrade y Gloria Trevi

Gloria Trevi y Sergio Andrade protagonizaron el escándalo mediático por ser los líderes de una secta sexual en la década de los 90

¡Nunca encontraron el cuerpo! Ana Dalay, la hija de Sergio Andrade y Gloria Trevi
Por
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

En el año 2002 la prensa reportaba que Gloria Trevi estaba en espera en Brasil a que su proceso de extradición fuera resuelto, pero había negado a las autoridades recordar los detalles sobre la muerte y desaparición de su hija Ana Dalay, quien murió en Río de Janeiro el 13 de noviembre de 1999.

Da click aquí y encuentra más información de Línea Directa Portal en nuestra página de Google News

De acuerdo con los relatos de la intérprete y otros involucrados, el día en que su hija murió Gloria estaba en el departamento que compartía con Andrade y otras siete chicas, cuando Katia de la Cuesta entró a una recámara donde encontró muerta a la menor. La bailarina argentina Liliana Regueiro, aseguró que estuvo presente y los padres de la menor se negaron a llevarla a su hija al hospital.

Regueiro, quien dio su declaración a la policía brasileña, dijo que el cuerpecito de Ana Dalay fue tirado a un río, en el municipio de Jacarepagua, ubicado en la entidad carioca. Pero, de acuerdo con la intérprete de "Zapatos viejos", su pareja le informó que sería otra chica de nombre Liliana quien encargaría del funeral, en el cual no estuvo presente, pues aseguró haber sufrido un colapso y despertar a los 5 días. 

En entrevista con el periodista de espectáculos, Gustavo Adolfo Infante, Gloria Trevi habló acerca de la muerte de su hija, asegurando que el hecho la hizo ser una mejor persona, y afirmó:

“Yo no perdí una hija, yo tengo una hija y es mi camino de estrellas al cielo".

Además, explicó que en muchas ocasiones se preguntó en dónde estaba, sobre todo cuando supo que le habían mentido, pues hace unos años se dio a conocer que el cuerpo de una niña se había encontrado en un río de Brasil, por lo que fue a buscar respuestas.

"Hablé con la persona que tenía la respuesta y ella me lo dijo (...). Habló conmigo y ahora yo sé que mi hija está donde están las personas que amamos y que ya no están en la tierra. Están con Dios y están conmigo". Confirmó con lagrimas en los ojos que no tiene un lugar donde llevarle flores, pero que tiene mucha gente a la cual "entregarles la flor simbólica". 

Con información de El Heraldo de México