Deportes

¡Imperdible! La vez que JC Chávez sintió de cerca la muerte

El legendario ‘Gran Campeón Mexicano’ relató que la única ocasión que sentía morir en una pelea, fue en la 1 contra Meldrick Taylor

Archivo

Archivo

Los Mochis, Sin.- El legendario ‘Gran Campeón Mexicano’, Julio César Chávez González, charló con José Ramón Fernández para ESPN, donde relató que en una pelea sintió de cerca la muerte, esto ante el rival que considera el más complicado que haya enfrentado en su gloriosa carrera profesional.

Fue en la primera batalla, mítica, por cierto, ante el campeón olímpico y mundial, considerado sucesor en Estados Unidos de leyendas como Sugar Ray Leonard Muhammad Ali, el habilidoso Meldrick Taylor.

Al invicto Julio César ya no le importaba si iba perdiendo o ganando, solo sentía que moría y así lo dijo.

“Tuve que pelear a un ritmo que no era el mío, llegué a ese doceavo round sumamente agotado, sumamente desahuciado, se puede decir, José Ramón”

-¿Sentías que ibas perdiendo?-

“…no sé si yo sentía que iba perdiendo, José Ramón, la verdad, yo te lo juro que a mí no me importaba perder o ganar, ya en ese doceavo round, yo sentí que me estaba muriendo, ¿me entiendes? Es la única pelea donde yo he sentido la muerte, porque realmente fue un esfuerzo sobrehumano lo que hice”, rememoró.

 El múltiple excampeón mundial, forjado en Sinaloa, reconoció que Meldrick Taylor era más rápido y fuerte que él, por lo que lo obligó a pelear a un ritmo fuera de serie, incluso frustrado por no encontrarlo, hasta que llegó esa derecha legendaria en el último momento de la reyerta.

“El pelear  un ritmo que no era el mío, el pelear con un peleador sumamente más rápido que yo, mucho más fuerte que yo, y yo a pelear a un ritmo de estarlo atacando, atacando, yo le pegaba 5 golpes y él me pegaba 10 o 15 golpes, entonces para mí era muy frustrante que él me estuviera ganando los rounds, los rounds, hasta que pues gracias a Dios llega ese doceavo round, afortunadamente, gracias a Dios, le pego una derecha y ya no lo dejo vivir, y lo tumbo, y afortunadamente Richard Steele (réferi), que le pagamos una feria ahí (risas), paró la pelea”, bromeó.

Chávez destacó que Taylor fue más difícil que Óscar de la Hoya o Kostya Tszyu.

Dijo que el norteamericano, invicto en aquel entonces, le regresaba hasta 10 o 15 golpes, por cada 5 que podía conectar.

Chávez tenía 27 años y medía 1.71 metros, mientras que Taylor cumplía 23 años y era de la misma estatura que ‘La Leyenda’. Julio poseía récord en ese momento de 68 victorias sin revés con 55 nocauts, mientras que Meldrick estaba imbatido con 24 triunfos y 14 antes del límite.

El memorable combate con el mencionado rival al que se refiere Julio César Chávez, ocurrió un sábado 17 de marzo de 1990 en el Hotel Hilton de Las Vegas, Nevada, ganando el mexicano con un espectacular nocaut en el último aliento del doceavo round, en pleito donde se unificaban los títulos del CMB y la FIB de peso Superligero.

Cabe señalar que el juez Chuck Giampa era el único que tenía como ganador hasta el onceavo round a Chávez con tarjeta de 105-104, sin embargo, Dave Moretti y Jerry Roth, revelaban puntuaciones de 107-102 y 108-101, respectivamente, para Taylor, quien ya nunca pudo recuperarse de ese desenlace.

Hubo una revancha, en la que Chávez volvió a noquear al estadounidense pero ahora en el octavo asalto en el MGM de Las Vegas, el 17 de septiembre de 1994, en una pelea no tan encarnizada como la primera.

Advertisement

Fuente: Línea Directa

Comentarios

id luctus fringilla eget Phasellus quis mattis sit