Deportes Sinaloa

¡Insólito! Bateó para doble y triple play, además de un ponche; jamás volvió a MLB

Fue una jornada para la historia, Ron Wright tuvo 3 desafortunados turnos en su debut en Grandes Ligas y nunca pudo sacarse la espina

Los Mochis, Sin.- Corría el año 2002, específicamente un domingo 14 de abril, apenas se habían jugado poco más de 10 encuentros en esa temporadas de Grandes Ligas, cuando un tipo de nombre Ron Wright de los Marineros de Seattle, tuvo un insólito y desafortunado debut, incluso, nunca más volvió a subir al mejor beisbol del mundo.

Tanto así lo marcó esa actuación, que jamás volvió a recibir la oportunidad, siquiera para sacarse la espina. Bateó de 3-0 en ese debut, pero lo increíble fue que roleteó para doble play, triple play y además se llevó un ponche, ante los Rangers de Texas.

Nacido un 21 de enero de 1976 en Delta, Utah, Ron Wright, tenía 26 años de edad cuando debutó y se despidió, el mismo día, de Las Mayores.

El toletero derecho fue alineado por el mánager Lou Piniella como séptimo en el orden y bateador designado.

En su primer turno durante el segundo inning, con dos corredores en base, Ron fue ponchado sin tirarle, con 3 lanzamientos de parte de Kenny Rogers.

Increíblemente, en la cuarta entrada, Rubén Sierra dio doblete al jardín izquierdo y John Olerud pegó hit al central, para que viniera Ron Wright a disparar rola para ¡triple play!, en cuenta de 2 bolas y 2 strikes.

Esa triple matanza ocurrió de la siguiente manera: Wright bateó rodado al pitcher y forzaron en la intermedia a Olerud, después en tira y tira fue puesto out en home Rubén Sierra del short al cátcher y del receptor al tercera base y luego al lanzador. Finalmente, Wright fue sacado de circulación en la segunda colchoneta con tiro del serpentinero y asistencia del intermediarista.

Pero eso no fue todo. Para el sexto episodio, Rubén Sierra y John Olerud volvieron a ligar hits, pero enseguida vino Ron Wright a roletear para doble play al primer picheo, esto fue del short stop al segunda base y de ahí a la inicial.

Wright iba de 3-0 en el juego, con ponche cantado, rolas para triple y doble play. El manejador decidió sacarlo del encuentro y jamás volvió a ser llamado.

Así la historia del bateador que debutó y dijo adiós en la misma jornada de Grandes Ligas, un 14 de abril del 2002.

En 10 años de ligas menores, Wright dio 145 jonrones y produjo 551 carreras, entre las granjas de los Bravos, Piratas y Marineros. Se retiró en 2004, dos años después del amargo debut en MLB.

Pese a la mala fortuna de Ron Wright, los Marineros de Seattle de Ichiro Suzuki, Carlos Guillén, Mike Cameron y compañía, le ganaron por 9-7 a los Rangers de Texas en el The Ballpark de Arlington. Con los texanos figuraban tipos como Alex Rodríguez, Rafael Palmeiro e Iván Rodríguez.

El juego duró 3 horas con 39 minutos y registró una asistencia de 32 mil 886 aficionados, que presenciaron una insólita pero corta mala racha de un bateador: Ron Wright, el tipo que cuando menos puede contar que llegó a debutar en Grandes Ligas, aunque se fue de tres y nada, con ponche, doble y triple play…

Fuente: Línea Directa

Comentarios