Deportes Sinaloa

¡El tira fuego! Andrés Muñoz quiere regresar fuerte tras la ‘Tommy John’

Luego de someterse con éxito a la famosa cirugía, el velocista mexicano habla sobre su futuro desde donde se recupera en Arizona

Los Mochis, Sin.- Tras un sorprendente paso por ligas menores donde llegó a tirar 105 millas en Clase Doble A, llegando a debutar en 2019 con los Padres de San Diego en las Grandes Ligas, el velocista mexicano Andrés Muñoz, habló en exclusiva para Línea Directa, sobre la cirugía Tommy John a la que fue sometido con éxito en días pasados, en medio de la pausa ocasionada por el COVID-19.

Muñoz Apodaca consideró que este pasaje de su naciente carrera lo toma como aprendizaje y pretende recuperarse al cien por ciento, siendo un joven apenas de 21 años de edad, para retornar más fuerte y ¿por qué no? tirar más duro.

“Lo veo más que todo como un aprendizaje y a lo que todos me han dicho: soy joven y tengo tiempo de rehabilitarme y con esto que está pasando (del coronavirus), pues se puede decir que hay tiempo y pierdo menos tiempo de temporada, entonces, lo que yo voy a hacer es trabajar fuerte, tratar de regresar lo mejor que pueda y ¿por qué no? tirar más duro”, expresó de Peoria, Arizona.

El lanzador mochitense rememoró que los primeros días posteriores a la cirugía fueron complicados, al tener una férula que le impedía dormir con comodidad, además de fuertes dolores en el codo derecho, sitio de la operación, la cual fue exitosa, según le informó el doctor y el propio club.

“El doctor cuando yo salí me dijo que todo salió bien, lo único fue que los primeros días estaba sintiendo mucha molestia, mucho dolor, me lo calmaban con las pastillas y todo eso, y era muy incómodo dormir, pero gracias a Dios ya me estoy acostumbrando, y como me pusieron una férula, entonces estaba batallando un poquito más porque me estaba molestando, pero gracias a Dios ya va mejor la cosa, ya no siento dolor”, relató.

Andrés Clemente Muñoz, reveló que desde 2018 los médicos descubrieron que en su codo derecho había un 7% de ruptura de ligamento, por lo que fue sometido a la aplicación de unas inyecciones para continuar jugando, sin embargo, ya en el año de su debut en Grandes Ligas, durante 2019, la molestia retornó al “ponerle” a sus lanzamientos, específicamente a un slider, que le ‘avisó’ que algo no estaba bien. Posteriormente en un bullpen resintió el dolor y fue hasta después de un encuentro cuando ya no pudo sostener su velocidad y en cada slider la dolencia se volvía más aguda.

“Y cuando llegué al momento de ‘ponerle’ (velocidad), fue cuando lo sentí, la primera vez que yo sentí ese dolor de nuevo (ya en Las Mayores) fue en slider, yo tiré un slider, recuerdo que lo tiré con todo prácticamente, y ahí fue donde sentí la molestia, entonces, seguí tirando así (en un bullpen), pero esperé a un juego y la verdad ese juego, siéndote sincero, no sé ni cómo lo tiré, sentía mucho dolor, de hecho en el radar se miraba mucho la diferencia, empecé (con rectas) de 100, 101 millas y terminé con 95 millas”, narró.

Actualmente, el pitcher de los Padres se recupera en Peoria, Arizona, hasta donde viajó su familia para apoyarle en su rehabilitación, la cual indica 5 meses de no hacer ningún tipo de lanzamientos, sin embargo, hará terapia y trabajará el resto de su cuerpo. En total, el tiempo de recuperación lleva desde 12 a 14 meses.

Muñoz dijo que aunque el COVID-19 no hubiese provocado al aplazamiento de la temporada 2020 de Las Mayores, él de todos modos no hubiera podido pichar este año.

Finalmente, el bigleaguer mexicano enfatizó en que la disciplina y la paciencia es la clave para regresar al estrellato de las Grandes Ligas, debido a que “te puede operar el mejor doctor y ser una cirugía exitosa, pero la rehabilitación es fundamental para prepararte mejor y volver más duro”, concluyó el diestro.

Cabe recordar que Andrés Muñoz, apodado “El Plebe” en Grandes Ligas, debutó en el 2019 asombrando a propios y extraños con poderosas rectas de más de 100 millas, aunque no pudo alcanzar la escalofriante velocidad de 105 millas que pudo registrar en Clase Doble AA.

En ese 2019, el serpentinero scouteado por Roberto Verdugo y Manuel Bernal en Los Mochis, terminó con números de 1-1 en ganados y perdidos con los Padres en 22 juegos con un 3.91 de efectividad durante 23 innings de labor, entregando 11 bases y ponchando a 30 enemigos.

Fuente: Línea Directa

Comentarios

risus felis ut Lorem et, dolor. nunc