Aficionados de Chivas arman fiesta en el AICM

Decenas de seguidores del Guadalajara recibieron, en la Terminal 2 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México

Por: José Jordan11 de enero, 2019 Comentarios
DwqwIIfV4AAqBTM

Ciudad de México.- En la tradicional bienvenida del Guadalajara, cada vez que pisan la capital del país, las banderas, cánticos y tambores no faltaron.

Dos victorias consecutivas son suficientes para ilusionar a una afición ya encariñada con José Saturnino Cardozo y Alan Pulido.

Decenas de seguidores del Guadalajara recibieron, en la Terminal 2 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, al Rebaño Sagrado, que mañana sábado se mide al Cruz Azul en el Estadio Azteca.

En la tradicional bienvenida de las Chivas, cada vez que pisan la capital del país, las banderas, cánticos y tambores no faltaron. Durante casi una hora, los fanáticos rojiblancos sorprendieron a los turistas, quienes no se aguantaron las ganas de publicar en redes sociales una pequeña experiencia del futbol mexicano.

El Guadalajara llega de triunfar 2-0 sobre el Tijuana, en la fecha 1 del Clausura 2019, y 2-1 a los Cimarrones de Sonora, en la Copa MX. La motivación está a tope, sobre todo porque mañana visitan a La Máquina, subcampeona del torneo pasado y digna rival para conocer el parámetro de las Chivas en este novel torneo.

A pesar de que la confianza no era plena en Cardozo como timonel, los últimos resultados han, por lo vivido en el AICM, empañado un poco el fracaso en el Apertura 2018 y en el Mundial de Clubes.

En una larga fila de playeras rojiblancas, el paraguayo fue sorprendido por las muestras de apoyo, de motivación y entusiasmo. Cardozo, atónito, simplemente agradecía con la cabeza.

Pulido, anotador de tres goles en el semestre pasado, pero protagonista el fin de semana frente a Xolos, con su primer gol del certamen, fue el más apapachado y cotizado por los aficionados. Por protocolos de seguridad, el delantero no firmó autógrafos o posó para las fotos, más ganas no le faltaron.

Su compañero en el ataque del Rebaño, Alexis Vega, estuvo escoltado por dos personas del club y se escabulló entre la multitud, sin ser reconocido.

Cuando todos los jugadores, cuerpo técnico y staff abordaron el autobús, éste arrancó marcha rumbo al hotel de concentración, donde se espera una serenata de la afición, en la noche.

Fuente: Linea Directa

Comentarios